Mundo

Reino Unido reconoce la injerencia rusa en sus procesos electorales

Reino Unido reconoce la injerencia rusa en sus procesos electorales

Londres - El Reino Unido está en la mira del presidente ruso, Vladímir Putin, y si no hay evidencia concreta de interferencia electoral significativa, es sólo porque no se investigó lo suficiente sobre las sospechas empezando por el supuesto intento de influir en el resultado del referéndum de 2016 sobre el brexit.

Esa es la conclusión del esperado informe de la comisión parlamentaria británica sobre inteligencia redactado el año pasado, pero publicado ayer después de que estuviera congelado por el gobierno de Boris Johnson.

Y eso fue así oficialmente por controles de seguridad, aunque para muchos tuvo que ver con evitar incomodidades.

El documento, que se hace público en un momento de tensión entre ambos países, considera que el Reino Unido ha sido blanco del Gobierno ruso por su relación cercana con Estados Unidos y porque Rusia lo contempla como un elemento “central en el ‘lobby’ occidental antirruso”.

El llamado “Informe Rusia” indaga en supuestas campañas de desinformación por parte de Moscú y se basa en material confidencial extraído de agencias de espionaje británicas, así como contribuciones de otros expertos independientes.

La Comisión, conducida la pasada legislatura por el conservador Dominic Grieve y en esta por otro de sus filas, Julian Lewis, presentó el documento de 55 páginas fundado sobre análisis y evaluaciones de expertos, de exagentes de inteligencia veteranos de la guerra fría y de activistas contra el Kremlin más que sobre evidencias investigativas.

El documento apuntó contra Moscú, que negó las acusaciones, y también hacia los servicios secretos del MI5, todos señalados por haber “subestimado gravemente” las maniobras atribuidas a los agentes o aliados de Putin.

El texto acredita al Reino Unido como “uno de los objetivos principales de Rusia” en los últimos años, por su papel central en Frente “anti-Moscú occidental” y proximidad a los Estados Unidos.

Por eso, pide una reacción “inmediata” y más decidida por parte del Ejecutivo a cargo, así como de contrainteligencia para frenar a un país todavía en línea con los zapatos del enemigo. O al menos un “hábil adversario”, listo para usar el arma del dinero y su creciente capacidad de “ataque cibernético”.

Luego el reporte acusó a los gobiernos más recientes por no haber evitado “profundizar las investigaciones respecto a la presunta interferencia rusa, que se habría realizado a golpes de “desinformación” contra la Unión Europea, o de ciertas polémicas durante la campaña del referéndum sobre el Brexit; e incluso antes, en 2014, con la independencia de Escocia.

Suscribite a nuestro newsletter

Lo Último