Mundo

Sin cuidado

Sin cuidado

Jair Bolsonaro compareció sin barbijo y alzó niños durante al acto del Día de la Independencia, que fue más breve debido al coronavirus. El presidente brasileño recorrió unos 400 metros a bordo del Rolls Royce descapotable de la Presidencia junto a unos ocho niños, que tampoco estaban protegidos. Luego, el mandatario asistió al izado de la bandera y la interpretación del himno nacional en el Palacio de Alvorada, Brasilia. Al finalizar, el mandatario estrechó las manos y se tomó “selfies” con simpatizantes que lo recibieron al grito de “mito”. Según los protocolos, el ultraderechista, que superó hace apenas semanas el covid-19, debería haber mantenido la distancia social y usado protección.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Suscribite a nuestro newsletter