Mundo

Tras 17 años de fuga, detuvieron a Josu Ternera, ex jefe de ETA

Tras 17 años de fuga, detuvieron a Josu Ternera, ex jefe de ETA

El histórico dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoechea, alias "Josu Ternera", fue detenido este jueves en los Alpes franceses y se encuentra bajo custodia en un cuartel de la Gendarmería.

Urrutikoetxea, que vivía en la clandestinidad desde 2002, fue arrestado en el departamento de Haute Savoie, donde vivía, en una operación conjunta entre la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI, los servicios de inteligencia de la policía francesa) y la Guardia Civil española.

Al momento de desaparecer de la acción pública, Josu Ternera era diputado en el Parlamento Vasco por Euskal Herritarrok, una alianza independentista vasca. Se dio a la fuga tras ser citado a declarar en una causa por el atentado a la Guardia Civil de Zaragoza, ocurrido en 1987 y que dejó 11 muertos.

José Antonio Urrutikoetxea, alias "Josu Ternera", en una marcha mientras era diputado en el Parlamento vasco, en 2002. (AFP)

José Antonio Urrutikoetxea, alias "Josu Ternera", en una marcha mientras era diputado en el Parlamento vasco, en 2002. (AFP)

En esa situación formó parte de las negociaciones con el gobierno socialista español durante una tregua en 2006, pero fue apartado posteriormente para que integrantes de la línea más dura de la organización tomaran el control.

A pesar de ese desplazamiento y de una aparente grave enfermedad, volvió a tomar protagonismo en la organización. Y en mayo de 2018, se encargó de leer la declaración en la que ETA anunció su disolución, siete años después del cese de la actividad armada.

Urrutikoetxea ingresará directamente en una prisión francesa para cumplir ocho años de la condena que recibió en 2017 por su papel como miembro del aparato político de la banda terrorista ETA, informaron fuentes judiciales a EFE.

El atentado a la Guardia Civil en Zaragoza, por el cual citaron a declarar a Urrutikoetxea Bengoechea en 2002, cuando regresó a la clandestinidad. (EFE)

El atentado a la Guardia Civil en Zaragoza, por el cual citaron a declarar a Urrutikoetxea Bengoechea en 2002, cuando regresó a la clandestinidad. (EFE)

Al haber sido condenado entonces en un juicio en rebeldía -en el que no estuvo presente-, "Josu Ternera" podrá presentar un alegato para que el proceso se repita o bien aceptar la pena que le fue impuesta.

Por ello, no será presentado tras su detención ante un juez de instrucción, sino que ingresará directamente en la cárcel, señalaron las fuentes, que especificaron que ahora mismo España no tiene abierta ninguna causa para reclamar su entrega.

En su larga vida en la clandestinidad, Josu Ternera había "escapado por poco varias veces" al cerco de la policía, según dijo la fiscal en ese último juicio.

En particular, la operación policial que se organizó contra él el 16 de julio de 2015 en una granja de los Pirineos franceses del departamento de Ariège, sobre la base de informaciones recibidas de las fuerzas del orden españolas.

Aunque la víspera los investigadores habían creído identificarlo en esa explotación de la localidad de Durban-sur-Arize junto a su pareja, Agnès Cerlo, y la hija de ambos, el cuerpo de operaciones especiales de la Gendarmería (GIGN) sólo encontró a las dos mujeres.

José Antonio Urrutikoetxea Bengoechea, en el Parlamento vasco. (EFE)

José Antonio Urrutikoetxea Bengoechea, en el Parlamento vasco. (EFE)

También iban tras él las fuerzas francesas cuando el 7 de octubre de 2015 dieron en Saint Denis, ciudad al norte de París, con su hijo Egoitz, al que también buscaban por su pertenencia a ETA y acumulaba tres condenas en rebeldía.

Durante medio siglo de acciones armadas, ETA causó más de 850 muertos.

Con información de EFE y AFP