Mundo

Un campeón del mundo con Francia no fue a entrenar por estar lesionado y apareció luchando en un reality: su club lo echó

Un campeón del mundo con Francia no fue a entrenar por estar lesionado y apareció luchando en un reality: su club lo echó

Basta. El Olympique de Marsella se cansó de las extravagancias de Adil Rami y decidió echarlo, luego de mostrarse luchando en un reality show de la televisión francesa pese a aducir una lesión.

El defensor, que integró el plantel francés campeón del mundo en Rusia 2018 aunque no disputó ningún partido, faltó al entrenamiento del 20 de mayo alegando una lesión que se produjo dos días antes en un partido contra el Toulouse.

Sin embargo, sus supuestos problemas físicos no le impidieron formar parte de Fort Boyard, un show de retos físicos -que en Argentina tuvo su versión conducida por Julián Weich- en el que Rami participó en un combate de lucha libre sobre una sustancia viscosa.

El Olympique, que acaba de incorporar a Darío Benedetto, consideró que su comportamiento fue una “falta grave” y optó por interrumpir el vínculo que los unía, pese a que aún restaban dos años de contrato.

Los abogados del defensor ya anunciaron que demandarán al club francés, al cual Rami llegó en 2017 tras jugar para Lille, Valencia, Milan y Sevilla.

Rami estuvo poco más de un año en pareja con Pamela Anderson.

Rami estuvo poco más de un año en pareja con Pamela Anderson.

Ausente en la derrota por 2-0 que Olympique de Marsella sufrió ante Reims en la primera fecha de la Ligue 1, el futbolista tendrá tiempo para buscarse nuevo club hasta el 2 de septiembre, cuando cerrará el mercado de pases.

Rami ya había sido noticia por motivos extradeportivos en junio pasado al romper su relación sentimental con la actriz Pamela Anderson, quien le acusó de “sociópata, narcisista, monstruo, infiel” y dijo que la amenazó “muchas veces”, algo que el defensor desmintió.

Días después del escándalo, el presidente del Olympique, Jacques-Henry Eyraud llamó al jugador a “interrogarse profundamente sobre su status, su oficio de futbolista profesional, sus derechos y deberes como jugadores, además de como campeón del mundo”.