Mundo

Venezuela: el líder opositor Juan Guaidó anunció que volverá a negociar con el chavismo

Venezuela: el líder opositor Juan Guaidó anunció que volverá a negociar con el chavismo

La oposición venezolana retomará el diálogo con delegados del mandatario Nicolás Maduro, anunció este domingo el jefe parlamentario Juan Guaidó, al indicar que la nueva tentativa tendrá lugar en la isla caribeña de Barbados en una fecha no precisada.

"Nos dirigimos al país y a la comunidad internacional, a fin de anunciar que en atención a la mediación del Reino de Noruega (...) se asistirá a una reunión con representantes de régimen usurpador en Barbados, para establecer una negociación de salida a la dictadura", indicó Guaidó en un comunicado.

Aunque Barbados es por ahora el sitio preferido, una de las fuentes de la oposición indicó que los detalles todavía están siendo definidos.

La decisión de reiniciar el diálogo se da al tiempo que el gobierno de Maduro liberara el sábado a 59 colombianos que según grupos defensores de los derechos humanos habían sido detenidos arbitrariamente en 2016. Naciones Unidas elogió de inmediato la medida, tomada días después de una visita a Caracas de su alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. El organismo señaló que espera la libertad de más presos en los próximos días.

Guaidó ha restado importancia a la posibilidad de conseguir un gran avance, insistiendo en que la condición para cualquier negociación es que haya elecciones presidenciales anticipadas, algo que Maduro ha rechazado hasta el momento.

Pero sus asesores afirmaron que el líder opositor de 35 años se encuentra bajo una creciente presión de parte de Estados Unidos y otros gobiernos extranjeros para no retirarse de las negociaciones y entregar una victoria simbólica a Maduro hasta que esté claro que el asediado mandatario socialista no tiene ninguna intención de dejar el poder.

La oposición se ha quejado de que Maduro ha utilizado las negociaciones anteriores patrocinadas por el Vaticano y otras entidades para ganar tiempo.

En tanto, Maduro ha insistido en que el diálogo con la oposición es la única forma de avanzar para Venezuela, mientras que las agobiantes sanciones de Estados Unidos sobre el petróleo han exacerbado una crisis caracterizada por la escasez de alimentos, combustible y medicamentos y la cual ha forzado a unos cuatro millones de personas -el 10% de la población venezolana- a abandonar del país en los últimos años.

Guaidó, además, anunció que el Parlamento, de mayoría opositora, aprobará en una segunda discusión el reingreso de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

"Vamos a avanzar en todos los terrenos de lucha. Tenemos el legítimo derecho de construir las capacidades y alianzas internacionales necesarias para proteger y defender al pueblo y nuestra soberanía. Cumplidos los pasos requeridos, la Asamblea Nacional aprobará el TIAR", escribió Guaidó en Twitter.

El país petrolero abandonó hace seis años el TIAR al recordar que no se había activado para apoyar a la Argentina en la guerra de Malvinas, un acuerdo regional de defensa militar mutua que brinda un marco legal a una posible intervención extranjera.

El anuncio del líder opositor, reconocido como presidente interino por más de 50 países, se produce luego de que el pasado 28 de mayo el Parlamento aprobara en primera discusión reinsertar a Venezuela en el TIAR, uno de los mecanismos que baraja la oposición contra Maduro, a quien tildan de "dictador".

Luego de aprobado, subrayó Guaidó, "nos tocará construir el respaldo de los demás países de la región para este mecanismo, cuya aprobación final pasará en la OEA".

Según Guaidó, la "transición es irreversible", pero aseguró que no existen "soluciones mágicas", por lo que "tanto el TIAR, como los demás mecanismos que usaremos, requerirán aumentar la presión interna y externa".

Durante una concentración el viernes, Guaidó pidió a sus seguidores "confianza" y dijo no temer a alternativas como los diálogos en Noruega -congelados tras la muerte del arrestado capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo- siempre que allanen el camino para un cambio de gobierno.

La salida del TIAR fue acordada en 2012 por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, este último bajo la presidencia del fallecido Hugo Chávez (1999-2013).

Estos países argumentaron que el pacto -vigente desde 1947- quedó herido de muerte tras el conflicto bélico de 1982 entre Argentina y Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas, cuando Estados Unidos no apoyó a Buenos Aires.

El reingreso al TIAR quedará en un limbo, pues las decisiones del Legislativo son consideradas nulas desde 2016 por el Tribunal Supremo de Justicia, de línea oficialista, y sus funciones fueron asumidas en la práctica por la chavista Asamblea Constituyente.

PB

Fuente: AFP, AP y Clarín