Nacional

A una semana del derrumbe del edificio de Sáenz Peña, apuran el cambio del código urbano

A una semana del derrumbe del edificio de Sáenz Peña, apuran el cambio del código urbano

Tras el derrumbe del edificio de ocho pisos que el jueves 8 de agosto espantó a los vecinos de Sáenz Peña, el Municipio de Tres de Febrero anunció que saldrá a reforzar las inspecciones en obras de Creol SRL, la empresa que había llevado a cabo la construcción en General Paz y Estocolmo. Además, buscan apurar un proyecto que fue anuncio de campaña y en la gestión de Diego Valenzuela toman como crucial, especialmente después de la derrota electoral de las PASO: cambiar el Código de Planeamiento Urbano vigente, que es de 1985.

Desde 2017, la Comuna viene promoviendo el cambio de la regulación a la construcción, el tránsito y la actividad comercial en cada barrio de Tres de Febrero. En agosto de 2018 aprobaron una medida que limitaba la altura máxima de los edificios (no podían superar los diez pisos), impulsada tras múltiples reclamos vecinales por la falta de luz y de presión de agua, además del colapso del tránsito y el objetivo de conservar el patrimonio histórico.

La colectora de General Paz permanecía cerrada el lunes.

La colectora de General Paz permanecía cerrada el lunes.

Según informaron desde la Comuna, en los próximos días se llevará a cabo una audiencia pública para discutir un nuevo Código, algo que el intendente Valenzuela había adelantado en su discurso inaugural de las sesiones del Concejo Deliberante, en marzo. Aunque no especificaron fechas, será la primera de varias reuniones con vecinos y comerciantes para, a través de encuestas y asambleas por barrio, definirán la prioridad de cada sector.

El jueves 8 de agosto, alrededor de las 2 de la mañana, en todo Sáenz Peña se oyó un estruendo similar a una explosión. Fue el derrumbe del edificio de ocho pisos que colapsó de manera lateral sobre la General Paz. No hubo víctimas ni daños graves en las viviendas, pero a una semana del hecho, el barrio sigue conmocionado. Aunque estimaban que tardarían 48 horas en remover los escombros, siete días después seguía cerrada parte de la colectora de General Paz y había restos de hormigón, piedras y suciedad en los alrededores de la esquina.

"Yo no estoy tranquila. Tuvimos la suerte de que haya pasado en la madrugada, cuando no había tránsito, pero muchos tenemos miedo de que algo así pueda ocurrir mientras la gente camina con sus hijos por la calle", dice Marta, vecina de Sáenz Peña.

"Como vecino no me alcanzan las explicaciones que se dieron, vivo a dos cuadras del derrumbe y espero que las cosas se hagan medianamente bien. Estamos perdiendo el sol por la cantidad de edificios que hay, llueven dos gotas y se inunda todo el barrio. Si la inspección es sólo para comprobar que la obra se ajuste a los planos, no alcanza", agrega Nahuel Giannazzo.

El día después del derrumbe en Estocolmo y General Paz. Guillermo Adami

El día después del derrumbe en Estocolmo y General Paz. Guillermo Adami

El edificio había comenzado a construirse en 2015, durante la gestión de Hugo Curto, y originalmente iba a ser de diez pisos. La empresa a cargo de la obra, la constructora Creol SRL, del empresario Rafael Rainone Creole, recibió tres excepciones para ampliar esa y otras obras ese mismo año.

En 2018, la Comuna forzó a la empresa a adaptar el proyecto de Sáenz Peña como un edificio de departamentos de 8 pisos. En Tres de Febrero aseguran que hubo 10 inspecciones para verificar que las construcciones se ajusten a los planos y adecuar situaciones que se fueron detectando. La última inspección se llevó a cabo en mayo de 2019, con el edificio casi terminado.

El arquitecto a cargo de la obra, Jorge Luis Álvarez, continúa suspendido para ejercer en el distrito hasta que finalicen las pericias y se determine la causa del derrumbe. Pero en Tres de Febrero hay otros proyectos edilicios de la misma firma, en calles como Lage, Cavassa, avenida América, Ameghino y Seneca, entre otras.

En el año electoral, en el entorno de Diego Valenzuela esperan amortiguar con un endurecimiento en los controles el impacto político de la caída del edificio. Antes de las PASO, incluso, fuentes del Municipio señalaron que el arquitecto en la mira había sido asesor del ex intendente Curto y hasta que estuvo presente en un acto reciente de Juan Debandi, el candidato del peronismo que ganó las internas.