Nacional

Aborto legal: Rubinstein y un protocolo para no retroceder

Aborto legal: Rubinstein y un protocolo para no retroceder

Las que ven crecer su vientre son las mujeres. Las que tienen hemorragias son las mujeres. Las que engordan, vomitan y sienten nauseas son las mujeres. Las que no pueden dormir de noche son las mujeres. Las que se someten a un sinfín de análisis y controles son las mujeres. Las que dan la teta son las mujeres. Los embarazos y las tareas de cuidados son "temas" de mujeres. Sin embargo, quienes deciden sobre los cuerpos de las mujeres no son las mujeres. La salud sexual y reproductiva de las mujeres (y su deseo) se volvió un tema político. Se vio el año pasado durante el debate por la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Hubo presiones religiosas y partidarias. El ministro de Salud de entonces, Adolfo Rubinstein, se mostró desde el inicio a favor de legalizar el aborto. Fue castigado y degradado a secretario. Su nueva jefa, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, asegura que Rubinstein no le consultó sobre la actualización del Protocolo de Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo,​ y quien firma la resolución para anular el protocolo que duró unas horas. Dicen que la orden de bajarlo fue de Macri, en sus últimos días de presidente.

Backlash: la reacción ante los avances 

Padres en una marcha sosteniendo la idea de "Con mis hijos no te metas" en contra de la Educación Sexual Integral. Foto: Daniel Cáceres

Padres en una marcha sosteniendo la idea de "Con mis hijos no te metas" en contra de la Educación Sexual Integral. Foto: Daniel Cáceres

"Backlash" es un concepto muy usado por el feminismo. Hace referencia a la "reacción" del machismo y el patriarcado ante los avances de las mujeres y disidencias. El año pasado se habló mucho de "backlash" tras el debate del aborto. De repente, había grupos que no sólo se oponían al aborto sino también al uso de anticonceptivos, la ley de Educación Sexual Integral y la Interrupción Legal del Embarazo. En menos de un mes asume un nuevo gobierno. El presidente electo, Alberto Fernández, aseguró que Salud volverá a ser Ministerio. Los nombres que suenan para esa cartera son los de Pablo Yedlin y Arnaldo Medina. Los dos apoyaron la actualización del protocolo de Rubinstein. Tal vez alguno de ellos sea quien lo vuelva a publicar en el Boletín Oficial. Sería un gesto, un antídoto contra el "backlash", una manera de no retroceder.

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

  • Aborto

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.