Nacional

Coronavirus en La Matanza: controlaron a 5.000 vecinos de barrios populares y sólo detectaron 8 casos sospechosos

Coronavirus en La Matanza: controlaron a 5.000 vecinos de barrios populares y sólo detectaron 8 casos sospechosos

Con el pico de contagios de coronavirus en la Ciudad y el área metropolitana, la Provincia y la Comuna de La Matanza avanzan con el programa Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina (DETeCTAr) en barrios populares del municipio más poblado del país.

En 10 días controlaron a más de 5000 vecinos en cuatro barrios y encontraron ocho casos sospechosos, de los cuales cuatro fueron negativos y otros cuatro están este viernes a la espera del resultado del test.

Hasta ahora ya relevaron los barrios Godoy Cruz, de La Tablada, 9 de julio y el Cooperativo, de Villa Celina, y el jueves inspeccionaron el barrio San Alberto, de Isidro Casanova.

"Estamos haciendo estos operativos de prevención. Así como al principio de la pandemia visitamos más de 10 mil vecinos de La Matanza casa por casa que habían venido del exterior, en esta segunda etapa estamos visitando casa por casa a los de barrios populares para prevenir, controlar la existencia de síntomas y hacer los testeos necesarios", señaló el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

En el barrio San Alberto de Isidro Casanova también avanzaron con el programa "Detectar" en la búsqueda de personas con síntomas de coronavirus.

En el barrio San Alberto de Isidro Casanova también avanzaron con el programa "Detectar" en la búsqueda de personas con síntomas de coronavirus.

Según los datos que figuran en el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP), La Matanza tiene 129 zonas de este tipo, donde viven 51.916 familias.

Para incluir una zona dentro de ese relevamiento realizado en 2016 y 2017 con voluntarios de organizaciones sociales, la Iglesia y el Estado, debía tener al menos ocho familias, y más de la mitad de esa población no contar con título de propiedad de su vivienda ni acceso regular a dos o más servicios básicos.

En La Matanza, la mayoría de los barrios populares se reparten entre las localidades más alejadas de la General Paz. Contabilizaron 33 en González Catán; 22 en Virrey del Pino; 12 en Rafael Castillo; 11 en San Justo​; 9 en Isidro Casanova, 8 en Laferrere; 8 en La Tablada; 7 en Tapiales; 6 en Villa Madero; 6 en Ciudad Evita; 3 en Villa Luzuriaga; 2 en Aldo Bonzi; 2 en Lomas del Mirador; y uno en Ramos Mejía.

Para relevar síntomas de coronavirus en estos barrios, programan encuentros previos. "Se hace una reunión días antes con los referentes barriales, en este caso con las fuerzas vivas, como dice Alberto (Fernández), con la sociedad de fomento, el centro de jubilados, directoras de las escuelas y con los vecinos representativos. A todos ellos se les informa qué es lo que se va a hacer, se les avisa con tiempo de anticipación para que lo puedan transmitir al barrio, porque si no el barrio se asusta con semejante movimiento", detalló Espinoza, que se acercó al barrio San Alberto junto a Martín Sabbatella, presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).

En La Matanza, el Ejército junto a voluntarios cocinan y entregan comida desde la primera fase de la cuarentena.

En La Matanza, el Ejército junto a voluntarios cocinan y entregan comida desde la primera fase de la cuarentena.

Según informaron en la Comuna, desde el inicio de la cuarentena multiplicaron las camas de atención y aislamiento para que el sistema no colapse cuando llegue el pico de contagios. Hoy en La Matanza hay 2.056 camas de internación entre el sector público y privado, además de 4000 camas de aislamiento preparadas.

"Quisiera que todos entendamos que esto se va a terminar. La pandemia se va a terminar y la Argentina tiene un futuro inmenso. Toda la sociedad es muy solidaria y está al lado de los vecinos para ayudar, cuidar y proteger. Esta misma fuerza que tenemos hoy la vamos a tener a partir de la postpandemia", auguró Espinoza.

Esta semana volvieron a la actividad industrial 53 fábricas en La Matanza, entre las que se destacan Acindar, en La Tablada; y Mercedes Benz, en Virrey del Pino.

Las firmas se comprometieron, bajo declaración jurada, al estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios que corresponden a sus actividades, al traslado de sus empleados para que no utilicen el transporte público, a tomarles la temperatura al ingresar y a realizar el registro de la limpieza en las instalaciones.