Nacional

De los pantalones oxford a los chupines

De los pantalones oxford a los chupines

El tema (para analizar) es la inclinación natural a escaparle al implacable paso de los años. Por eso, pasados los 50, es común el escamoteo de la realidad, si uno tiene la suerte de no figurar en Google o en esos ventiladores cibernéticos. La cuestión no es sólo ocultar la edad verdadera, sino seguir actuando según la planeada o imaginada para transmitir. Como el avance de la moda masculina es tan arrolladora como la femenina, a veces el retroceso roza el ridículo.

Según se dice, la novedad es que los ya famosos e increíbles pantalones chupines pasarán en breve a ser antiguos. Sería un alivio, tan grande como cuando se dejen de usar los vaqueros (¿ahora se dice jean?) agujereados. Ya los mayores se fueron acostumbrando a los botones para cerrar los cuellos de las camisas porque lo de las "ballenitas" es del tiempo de Matusalen. ¡Pero los pantalones! Fueron y vinieron. Derechos, anchos, patas de elefante (tapaban el zapato entero) hasta llegar a los chupines. Para los muchachos. Pero si uno eligió quedarse un poco en el tiempo, se anima. El problema es tener las piernas macizas. Quedan muy ajustados. Y el tema central es lograr sacarlos antes de acostarse a dormir. Y con el inconveniente brutal para alguien que haya padecido reemplazo de cadera, por ejemplo. Imposible tirar de las puntas para deslizarlos.

La técnica dice que hay que bajarlos hasta los pies. Ya sin zapatos, pisar uno de los costados con el pie cambiado y repetir la escena con el otro. Al sacar cada una de las piernas de su encierro la prenda queda al revés. Si mete la mano hasta el fondo de cada uno de los lados y queda bien. Pero no es fácil. Se nota. Lo de los vaqueros muy agujereados se puede evitar no usándolos. O, al fin y al cabo, reconocer los años que uno tiene. Y vestirse al tono de la edad.

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

  • Moda

  • Pasiones Argentinas

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.