Nacional

El día que el cielo de Pekín quedó completamente negro a las 4 de la tarde

El día que el cielo de Pekín quedó completamente negro a las 4 de la tarde

Eran las 4 de la tarde y en la gigantesca Pekín (China) no se veía nada. Las luces de la ciudad comenzaron a encenderse este jueves, acompañando a las casas y los autos ante un extraño fenómeno que llevó a todos a mirar hacia arriba. De inmediato miles de vecinos agarraron sus celulares, filmaron el cielo y las calles oscuras mostrando que todo lucía como si se tratara de una noche cerrada aunque en realidad el sol tendría que estar brillando e iluminando todo. ¿Qué pasó?

Una enorme tormenta, de esas que prometen inundar varias ciudades en un ratito, fue la que trajo las enormes nubes oscuras. Era nada más y nada menos que lluvia, pero a gran escala. Por supuesto que semejante cantidad de agua colgada del cielo no duró mucho y unos minutos después de que miles de usuarios publicaron las imágenes en las redes sociales, se largó el aguacero. Fueron unos diez minutos en los que una enorme tormenta lo tapó todo y algunas horas más tarde del estallido de la lluvia, el cielo se abrió y volvió la luz.

"Pedazo de tormenta está a punto de caer en el centro de Pekín. Son las 15.45 y parecen las 12 de la noche", escribió una usuaria de Twitter ​y publicó un video que mostraba el inesperado evento. "Una amiga en Beijing me mandó este vídeo, repentinamente el sol dejó de brillar y está súper oscuro, ¡Y apenas son las 4:00 pm!, algo nunca antes visto ¿Que pex 2020?", compartió otra tuitera. "Cielo negro, Dios está enojado", publicó otro usuario.

“Nunca había experimentado un cambio tan dramático”, dijo el periodista Oscar Margain.

“Nunca había experimentado un cambio tan dramático”, dijo el periodista Oscar Margain.

El periodista Oscar Margain también compartió unas imágenes del cielo en su cuenta de Twitter, acompañando las fotos con un mensaje en el que explica que la ciudad se volvió a iluminar pocos minutos después, con el estallido de la lluvia. “Nunca había experimentado un cambio tan dramático”, aseguró.

Por su parte, la corresponsal en China del diario de los Países bajos ‘de Volkskrant’, Ieen Vervaeke, especificó en su perfil que no se hace de noche en la ciudad hasta pasadas las siete y media de la tarde.