Nacional

Extienden la estación El Jagüel para poder agregarles un vagón a los trenes del Roca

Extienden la estación El Jagüel para poder agregarles un vagón a los trenes del Roca

Una estructura de tablones, vigas y tirantes va creciendo a continuación de los andenes de la estación El Jagüel, desde hace un par de semanas. A ambos lados de las vías, la obra que lleva adelante la empresa Trenes Argentinos tiene por objetivo extender unos 20 metros las plataformas donde a diario cientos de vecinos esperan el tren.

Trabajos similares ya se realizaron en Gerli, Monte Grande, Llavallol, Temperley, Turdera, Luis Guillón e Hipólito Yrigoyen (en el barrio porteño de Barracas).

Se trata de acondicionar esas estaciones para que las formaciones del ramal Constitución-Ezeiza del Roca ​puedan sumar un vagón extra y así transportar en cada viaje hasta un 20% más de pasajeros (o, visto de otro modo, ampliar el espacio para los que viajan). A diario, la línea Roca es utilizada por 600.000 pasajeros, según datos oficiales.

Las obras ya están bastante avanzadas en El Jagüel y permiten darse una idea de cómo quedará la estación una vez que terminen los trabajos. Se hacen con bajo perfil porque aún no se concretó la compra de los nuevos vagones.

“Actualmente, todas las formaciones eléctricas de la línea poseen siete coches. La meta es llegar a contar con trenes de ocho. Para ello se hace indispensable la extensión de andenes”, detallaron desde Trenes Argentinos.

La compra de nuevos trenes permitirá reemplazar los vagones Toshiba que datan de 1985.

La compra de nuevos trenes permitirá reemplazar los vagones Toshiba que datan de 1985.

Los vecinos saben que estas estaciones habían quedado “justas” para la gran cantidad de usuarios habituales del Roca y ven con buenos ojos que se amplíe el sector de espera, ya muy chico aún para los trenes actuales.

“En hora pico es tremendo. Acá en El Jagüel hubo mucho crecimiento de población y cuando llegan los trenes la gente se agolpa tanto que hay veces que, a la hora del regreso a casa, no se puede salir del tren porque el andén se satura enseguida con los que bajan. Es un cuello de botella y es riesgoso, porque algunos empujan”, sostiene Fabricio, comerciante de la zona céntrica de El Jagüel, que nace en la estación.

“La obra me parece positiva ya mismo, ni hablar cuando sumen un vagón más. Hoy nos queda chico tanto el tren como el andén. Si sumaran un vagón la cosa cambiaría, creo. La gente se podría distribuir mejor y viajaríamos menos apretados”, afirma Camila, vecina de Monte Grande, donde la empresa ferroviaria ya extendió algunos metros la plataforma.

En todos los casos la ampliación es similar: aproximadamente 20 metros a lo largo. Por el momento no se hará en otras estaciones porque las demás tienen la capacidad adecuada para recibir más gente y trenes más grandes. No obstante, en la empresa no descartan realizar más extensiones si lo consideraran necesario.

En El Jagüel, la primera fase de la obra se ve terminada. La estructura ya está completa, falta revestirla de cemento y unirla con el andén original.

Extraoficialmente estiman que podrían terminar a mediados de febrero y empezar a utilizar el andén extendido aunque todavía no estén los vagones extra, para darles más comodidad a los pasajeros que esperan o bajan del tren.

También colocarán barras de metal y barandas en los extremos del nuevo sector, para tener más seguridad.

En total, está prevista la adquisición de 200 vagones que no sólo servirán para sumar uno a cada formación sino también para reemplazar los que están en peor estado.

“Provienen de China y son iguales a los que circulan ahora. La idea es discontinuar los coches japoneses Toshiba que datan de 1985. La llegada de estas unidades permitiría incrementar la capacidad de transporte y mejorar las condiciones de confort y seguridad de los pasajeros”, informaron desde Trenes Argentinos.

A diario, unos 60.000 pasajeros usan el ramal Constitución-Ezeiza

A diario, unos 60.000 pasajeros usan el ramal Constitución-Ezeiza

Aún así, son cautos con los tiempos y se habla de “unos meses” para que todo está en marcha. Advierten que en febrero pasado se anunció una compra que nunca se concretó.

En ese momento la inversión ascendía a 278 millones de dólares y se habló de vagones con aire acondicionado, suspensión neumática, ahorro energético y puertas de cierre inteligente.

​ Además del nuevo material rodante, la compra incluirá los repuestos específicos para estos modelos, actualización de software y capacitación del personal, más otras mejoras para toda la flota.


JT