Nacional

La invitó a cenar con su familia, discutieron porque no le gustó la torta que había cocinado y la mató de tres tiros

La invitó a cenar con su familia, discutieron porque no le gustó la torta que había cocinado y la mató de tres tiros

Asombro y escozor, los sentimientos que reinan en el barrio brasileño de Sete Barras, al sur de San Pablo. Todavía nadie puede entender como una familia quedó despedazada de la manera más cruel en una discusión casera, que terminó con tres balazos en el rostro de la joven Vanderléia Inácio do Santos. Tenía cuatro hijos y dos de ellos presenciaron el trágico femicidio.

Sucedió el sábado 15 de junio, en una reunión para celebrar las Fiestas juninas, una festividad tradicional en aquel país. La joven de 25 años fue a cenar con su familia a la casa de un hombre de 47 años, cuyo nombre no trascendió. 

El lugar donde sucedieron los hechos.

El lugar donde sucedieron los hechos.

De acuerdo a lo que declaró Nelson Gonçalves, el hermano de la víctima (de 46 años) a Globo, todo empezó cuando llegó el momento del postre en la cena. Vanderléia ofreció un pedazo de la torta a la esposa del acusado. Y entonces la noche comenzó a ponerse tensa.

Gonçalves explicó que el pastel había sido preparado por Vanderléia y el sospechoso comenzó a hacer críticas, burlando y humillando a la víctima. "Él le dijo a su esposa: 'no comas esa mierda, te voy a comprar algo mejor". Se desató una discusión que escaló demasiado rápido.

Vanderléia Inácio dos Santos, de 25 anos.

Vanderléia Inácio dos Santos, de 25 anos.

Según el informe de las autoridades: "Después de la discusión, el hombre fue hasta su auto, tomó un arma y disparó contra la víctima. Fueron tres disparos en el cuerpo de la mujer de 25 años. El primer tiro impactó en el pecho, ella cayó y él se acercó y le dio un segundo balazo en la boca. El tercero fue en la frente. Después la agarró de un brazo y mirando a su familia dijo: "Tomen la basura de ustedes".

Vanderleia no resistió las heridas recibidas y murió una hora más tarde. Tenía una niña de 6 años y tres niños, de 8 y 4 años y un bebé de 10 meses. Los hijos mayores vieron toda la escena. El cuñado de la joven contó que la nena vio todo desde cerca, porque ella había corrido detrás de la madre en el momento en que fue baleada.

Cuatro días más tarde, el hombre se presentó ante la justicia junto a su abogado y, para sorpresa de todos, quedó liberado. La policía, informó: "Como huyó en el día del crimen, no hubo flagrante y, por eso, no fue arrestado".

El cuñado de Vanderléia señaló que la familia se encuentra revolucionada y furiosa por esta inmediata liberación: "Él no llegó a ser arrestado, salió por la puerta de entrada (de la comisaría) el mismo día en que se presentó a la policía. Queremos que él responda por el femicidio".

Respecto de este misterioso asesino, Gonçalves explicó: "La gente no tenía ningún contacto con él, vino de Río Grande do Sul para hacerse cargo de una hacienda de la región, pero era mal hablado. Llegó a la ciudad hace unos dos años y se encargaba de una hacienda a 3 km de donde ocurrió el crimen".

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública, el crimen fue registrado como homicidio calificado en la Comisaría de Policía de Siete Barras y sigue bajo investigación.