Nacional

La tarde que Carlos Gardel cantó después de las películas en una sala de Sáenz Peña

La tarde que Carlos Gardel cantó después de las películas en una sala de Sáenz Peña

Hoy Carlos Gardel en persona”, se lee en el programa del Cine Teatro Colón del 30 de julio de 1933. Hacía mucho frío aquel domingo de invierno, pero como todos los fines de semana, los vecinos de Sáenz Peñase reunieron en la esquina de Beazley y Sarmiento (actual J. Batallán) para chusmear qué films iban a proyectar.

Una presentación inédita, sin embargo, marcaría la historia del barrio para siempre: “El incomparable y melodioso jilguero criollo, Carlos Gardel, se presentará para lucir una vez más sus dotes famosas de cantor”, decía el aviso en la marquesina.

Los vecinos pagaron $1 peso la entrada, y se sentaron en las butacas de terciopelo para ver la función de matiné, como se estilaba en la época.

Carlos Gardel emigró a Argentina en 1892 con su madre Bertha Gardes. Se consolidó como un ícono del tango en el país.

Carlos Gardel emigró a Argentina en 1892 con su madre Bertha Gardes. Se consolidó como un ícono del tango en el país.

Se proyectaron tres films en la función de la tarde, aunque ese día sumaron otros dos para estirar la previa al broche de oro: la actuación de Gardel.

Charles Romuald Gardes, el inconfundible “Carlitos”, llegó a la localidad de Sáenz Peña en el auto que siempre conducía su chofer, Antonio Sumage. "Lo acompañaban sus guitarristas Petorussi, Barbieri, Riverol y Vivas, con los instrumentos afinados para tocar en la función nocturna del Cine Teatro Colón", cuenta Ana Turón, investigadora y experta gardeliana.

La sala funcionaba especialmente con proyecciones de películas, pero también había obras y breves espectáculos musicales como el de Gardel. Las entradas eran accesibles para la mayoría de las familias de la zona, que encontraban una alternativa a viajar a Capital Federal. En el lugar hoy funciona una empresa metalúrgica: no quedan rastros del escenario, las marquesinas y las butacas que entretuvieron al barrio.

Gardel actuó en la película Flor de Durazno, estrenada en 1917 y producida por un vecino de Santos Lugares.

Gardel actuó en la película Flor de Durazno, estrenada en 1917 y producida por un vecino de Santos Lugares.

El éxtasis del fin de la Primera Guerra Mundial trajo aparejados los "felices años 20" y la época de oro del jazz, el swing y el charleston. A pesar de la crisis que siguió en los años 30, muchos artistas florecieron para convertirse en importantes figuras de la época. Es el caso de Gardel, que nació en Toulouse, Francia, en 1890, y para 1930 ya era considerado en todo el mundo como un ícono de la música rioplatense, además de actor.

El show en Sáenz Peña no fue el único vínculo de Gardel con la historia de Tres de Febrero. Entre las películas que protagonizó, actuó en "Flor de Durazno", producido por Don Federico Valle, un vecino de Santos Lugares.