Nacional

Leche de almendras: propiedades, beneficios y cómo prepararla

Leche de almendras: propiedades, beneficios y cómo prepararla

En Argentina, al igual que en el resto del mundo, cada vez es más común el consumo de leches vegetales, como la leche de almendras, u otras como la de coco, avena o maní. Tradicionalmente son la opción a los lácteos de origen animal de personas que llevan una alimentación vegetariana o vegana, pero hoy en día son elegidas por sus propiedades también por quienes desean tener un estilo de vida saludable, ya que aportan muchos beneficios para la salud.

Otra de las ventajas de las leches vegetales es que pueden prepararse en casa, por lo que en el mediano plazo contribuyen a reducir el gasto en alimentos. Entre todas las opciones que existen, según los especialistas en nutrición, la leche de almendras es una de las más buscadas. En esta nota te contamos sus beneficios y propiedades y todo lo que tenés que saber para prepararla de forma casera.

Propiedades y beneficios de la leche de almendras

A pesar de que se las llama leches vegetales, no son productos lácteos, sino bebidas que se obtienen gracias a la molienda de un fruto seco mezclado con agua. La leche de almendras en particular tiene como beneficio principal que ayuda a disminuir los niveles del colesterol LDL (conocido como el colesterol "malo"), mientras que mejora los niveles del HDL (el colesterol "bueno").

La leche de almendras se obtiene a partir del remojo y la molienda del fruto seco.

La leche de almendras se obtiene a partir del remojo y la molienda del fruto seco.

Entre sus propiedades nutricionales, posee un alto contenido de vitaminas, entre las que se destacan la vitamina E y vitaminas del grupo B, además de minerales como el Magnesio, Potasio, Fósforo, Zinc y Calcio. También es rica en ácidos grasos esenciales, necesarios para mantener saludable el corazón y todo el sistema cardiovascular del cuerpo.

Otro de los beneficios que aporta el consumo regular de esta leche, por su contenido en fibra soluble e insoluble, es que contribuye a la protección de las paredes del intestino y a la vez estimular los procesos digestivos e intestinales, lo que contribuye en la prevención del estreñimiento, la inflamación y los gases.

Preparada en casa, con almendras y agua, es muy sana.

Preparada en casa, con almendras y agua, es muy sana.

"La leche de almendras ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico y así mejorar la respuesta del organismo para combatir los microorganismos que afectan el sistema respiratorio, entre otros", afirma Melanie Gordon, Licenciada en Nutrición (UBA - MN. 9378).

Cómo preparar la leche de almendras

Si bien hoy en día existe una gran variedad de marcas diferentes en el mercado, quienes consumen regularmente leche de almendras suelen prepararla en casa, ya que resulta muy fácil y rinde más.

Se utilizan únicamente almendras y agua como ingredientes esenciales, aunque también se le puede sumar una ramita de canela o una cucharadita de esencia de vainilla en caso de querer darle más sabor.

Otro de los motivos por los que se opta por la elaboración casera es asegurarse de que sea totalmente natural, sin aditivos ni conservantes, sin gluten ni lactosa, lo que es fundamental si se tiene alguna intolerancia a estos componentes.

En el caso de que se opte por comprarla, Gordon recomienda fijarse precisamente de que el producto no tenga aditivos, conservantes ni azúcar añadida,.

Mirá el paso a paso para preparar la leche de almendras

CE