Nacional

Lo denunció 29 veces por violencia de género y al fin la escucharon: su ex pareja fue detenido

Lo denunció 29 veces por violencia de género y al fin la escucharon: su ex pareja fue detenido

Pasaron siete años, 29 denuncias, dos fiscales y mucho miedo y golpes recibidos por Betiana Correa hasta que consiguió que detuvieran a Gerardo Galván, su ex pareja y padre de sus dos hijos.

El 4 de febrero, la vecina de Florencio Varela había logrado, tras realizar 19 denuncias, que ordenaran restricción perimetral y prohibición de contacto por redes sociales contra Galván.

Pese a esta medida determinada por la justicia, la situación de acoso y agresiones continuó. “Hice muchísimas denuncias por violencia en la Comisaría de la Mujer de Varela y conseguí la perimetral”, cuenta Betiana, a quien también le otorgaron una vivienda provisoria en el barrio San Jorge para que no debiera convivir con el acusado, ya que no se había ido de su casa por no tener adónde ir. Pero él la siguió buscando.

“Tengo presentaciones ante el cuerpo médico judicial que ratifican los golpes que me dio aún después de que ordenaran la restricción”, asegura.

Las primeras acusaciones de Correa contra Galván datan de 2012, pero hasta este año no había conseguido ninguna medida concreta. Según cuenta, la fiscal María López, que llevó la causa durante todo ese tiempo archivó casi todas las denuncias. Recién después de la renuncia de López, a principios de 2019, cuando la causa, que ya se había hecho pública, quedó en manos del fiscal Diego Agüero, empezó a haber avances .

Finalmente, Galván fue detenido el último día de abril por “amenazas, lesiones graves agravadas por mediar violencia de género y haber mantenido una relación de pareja con la víctima, y desobediencia”.

Tras la detención, el acusado se declaró inocente ante la fiscal de Género de Quilmes, Jimena Elesgaray, por esas denuncias.

“Al fin me escucharon, estoy contenta por este paso”, afirmó Betiana. “Siento justicia después de muchos años de lucha. Él no deja de ser el padre de mis hijos y me da pena por ellos que todavía no saben nada. Pero a la vez me puse contenta por mí”, afirmó. Y agregó: “Él ahora está detenido provisoriamente hasta el juicio. Me enteré de que su abogado pidió la excarcelación. En los próximos días veremos cómo sigue todo”.

Precisamente, Edgar García, abogado defensor de Galván, quien solicitó la excarcelación, aseguró que si bien las situaciones de violencia existieron se trató de agresiones mutuas. "Ella denunciaba sus lesiones y él no. Ella no cumplimentaba con los requisitos que requiere la ley, como certificaciones de los golpes en el cuerpo médico forense, por esto las causas terminan siendo archivadas", expresó en declaraciones al medio local Varela al Día. Y afirmó que su defendido "esta preso por el delito de desobediencia a una perimetral por la cual no estuvo notificado".

Ante la posibilidad de que Galván fuese liberado por no existir condena firme, la abogada de Correa, Fiorella Mucholi, reclamó “que la Justicia garantice la seguridad de la víctima” y que el imputado “llegue detenido al debate oral”.

JT