Nacional

Los casos de coronavirus en las villas porteñas pasaron los 4.000 y esperan que la curva se estabilice

Los casos de coronavirus en las villas porteñas pasaron los 4.000 y esperan que la curva se estabilice

El 21 de abril se dio a conocer oficialmente el primer caso de coronavirus​ en las villa 31 y 31 Bis de Retiro. En esos días los referentes barriales y las organizaciones sociales visibilizaban la complejidad que implica llevar a cabo el aislamiento que había decretado un mes atrás el Presidente. El apiñamiento en los asentamientos y villas de la Ciudad hace inviable la idea de "quedarse en casa". Y la situación tomó contexto con ese primer caso: el de una mujer joven, de 43 años, que vivía en una pieza de 3 metros cuadrados junto a sus padres, ambos mayores de 80 años. La madre también fue diagnosticada y pocas semanas después murió; fue la primera víctima del virus en este barrio popular.

Desde ese momento, los números no pararon de crecer en villas y asentamientos. Y aunque todavía consideran que es pronto para confirmar una tendencia, en los últimos días la aparición diaria de casos se estabilizó.

Según datos oficiales, el total de positivos en la Ciudad es 9.786; mientras que en barrios vulnerables son 4.083 los contagiados. Representan casi un 42% del total. En tanto las muertes, constituyen un promedio más bajo en relación a los contagios. En la Ciudad hubo hasta ahora 228, y en las villas 31. Hasta este lunes, todas las muertes se concentraban en dos barrios pobres: Padre Ricciardelli (1.11.14) de Flores y las 31 y 31 Bis de Retiro. En la primera ya murieron 18 personas y en la segunda, 13 vecinos y vecinas. Este lunes se conoció la primera víctima fatal en la villa 21.24 de Barracas.

Hasta que se confirmó el primer caso en las villas 31 y 31 Bis, casi no había estadísticas de lo que estaba sucediendo en los barrios. El lunes 27 de abril la información oficial ya identificaba 20 casos positivos. Para el jueves 30 los contagios se habían disparado a 124. Desde ese momento, la escalada siguió en ascenso.

COVID-19 en barrios
vulnerables de la Ciudad


Tocá para explorar los datos


Fuente: GCBA Infografía: Clarín

Sin embargo, en la ultima semana ha habido una suerte de amesetamiento en los números en barrios vulnerables: el 25 de mayo se habían detectado 280 positivos, a partir de ese día los casos bajaron. El 29 hubo 207 casos positivos, el 30 se llegó a 192 y el domingo 31 de mayo se registraron 178 vecinos con coronavirus.

Desde el gobierno porteño analizan que podría darse una "estabilidad" en los contagios: "En los barrios populares hay una cierta estabilidad en la cantidad de casos. Lo que indica que la contagiosidad se podría estar estabilizando. Pero es necesario esperar algunos días más para poder afirmar que esta tendencia se consolida. Es pronto para sacar conclusiones, hay que tener paciencia, seguir trabajando y continuar analizando los números", explicaron.

Hasta ahora, en la Ciudad, cada persona infectada contagia a entre 1,3 y 1,4. Esta variable se conoce con la sigla R0, que es el número reproductivo básico e indica la progresión del virus.

En la Capital, según los datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos del Ministerio de Hacienda y Finanzas, hay 38 barrios vulnerables (villas, asentamientos y núcleos habitacionales transitorios). El virus está presente en 21 de ellos. Como se dijo, la mayor concentración se da en las villas 1.11.14 y en la 31 y 31 Bis. En la primera hay 1.185 positivos. Y en Retiro son, entre ambas partes del barrio, 2.175 los contagios.

Ambos asentamientos están considerados los más grandes de la Ciudad con, al menos, 40 mil habitantes. En tamaño las siguen otras tres villas en donde también se están llevando a cabo testeos "puerta a puerta": en la 21.24 de Barracas hay 275 casos positivos. Y en las 20 y 15 de Villa Lugano (Papa Francisco y Ciudad Oculta), donde también se están haciendo testeos, se detectaron 85 y 39 casos.

En la Villa 15 los operativos conjuntos del Gobierno porteño y nacional arrancaron hace 10 días. "Sabíamos que había casos, así que esperábamos hace rato la llegada de los test. Acá en el barrio los vecinos tenemos diferentes realidades, porque hay zonas a las que llegó el tendido formal de redes de servicios públicos, con agua, electricidad, cloacas y pluviales, además de luz en las calles. Esto se ve más en torno al edificio del nuevo Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat. Pero no es la realidad de todo el barrio, así que lamentablemente estamos lidiando con esas diferencias", cuenta una delegada de manzana, Malena, nacida en el barrio.

Sus padres llegaron en los 70 a esta zona de la Ciudad que estaba dominada por el Elefante Blanco​, aquella mole abandonada durante décadas que iba a ser el hospital más grande de América latina. Fue derribada y en su lugar se construyó el ministerio al que hace referencia la vecina.

Como en todos los barrios populares de la Ciudad, hay postas sanitarias en donde toman la temperatura y chequean la salud de los vecinos.

SC