Nacional

Nicaragua, de ayer a hoy

Nicaragua, de ayer a hoy

Llegué a Nicaragua tres días después de la caída de Anastasio Somoza, en julio de 1979. No había para comer más que arroz y frijoles. Y agua. Todos comíamos lo mismo, periodistas y Junta de Gobierno. Aquellos muchachos de pañuelo rojinegro volaban de entusiasmo. El canciller Tomás Borge se había topado con el somocista que lo había torturado años antes. Ante el tipo aterrado, Borge le dijo: “Tranquilo, mi única venganza será educar a tu hijo”. Ernesto Cardenal me regaló una hora de su tiempo precioso, después de una dura discusión, y me dijo que soñaba con una Nicaragua florecida. Sergio Ramírez Mercado metía literatura en los actos de gobierno. El comandante Daniel Ortega era un enigma. A casi 40 años, la revolución sandinista se hunde en el pantano de una dictadura brutal. Ortega intenta el poder eterno del brazo de su mujer. Ramírez aspira a que le devuelvan la democracia, Cardenal, muy anciano, masculla: “Estamos en una dictadura”. Muertos, heridos, presos, sesenta mil exiliados en un país con seis millones de habitantes: aquellas flores del 79, huelen a podrido. Lo dicen las paredes que vivan a Ortega: “El comandante, se queda”. A esa prepotente estupidez quedaron reducidas las ideas y las voluntades de lo que se llamó “revolución”.

Mirame y no me toques

China usa inteligencia artificial para el reconocimiento facial, y racial, de una minoría étnica musulmana, los uigures, condenada a los campos de concentración del régimen de Xi Jinping. Hitler hubiera estado chocho de haber contado con estos adelantos de la ciencia y la tecnología: un matrimonio que se lleva muy bien. China invirtió el año pasado 238.600 millones de dólares en investigaciones científicas, en especial en inteligencia artificial. Es el 14 por ciento más de inversión que la de 2017, pero el 70 por ciento más que 2012. El de Jinping es el país que usa por primera vez la inteligencia artificial para armar un perfil racial. Eso implica que el racismo se automatiza. No es un muestra de progreso.