Nacional

Norman Briski confesó un insólito blooper

Norman Briski confesó un insólito blooper

1.

Fue papá de gemelas a los 77 años, ¿cómo es ser padre a la edad de ser abuelo?

Mientras no están enfermitas es puro placer.

2.

¿Cree en la reencarnación? Si es así, ¿en qué le gustaría reencarnar?

¡De carne no! Por el precio. Pero sé que si alguna vez se me ocurre algo que siga preguntando en el tiempo, me gustaría ser uno de ellos. A mí me acompañan en mi vida varios muertos gloriosos.

3.

¿Cómo es el Briski maestro de actores? ¿Exigente, permisivo?

Parezco exigente, soy permisible y mucho jóvenes vienen a las clases habiendo “aprendido” de memoria lo que saben. Despojarse de esa doctrina no es fácil para los que buscamos un mundo libertario.

4.

Tuvo una breve incursión en la política como candidato a senador en los años ‘90, ¿qué recuerdos tiene de esa experiencia y qué haría si fuera elegido presidente?

Yo fui candidato a senador como un acto solidario con algunos decentes. No es mi vocación, y mucho menos si el proyecto es sostener el capitalismo. No juego con algo que no sabría jugar.

Norman Briski

Actor y director

5.

¿Cómo se lleva con las redes sociales?

Al ser redes, no me gusta que me pesquen.

6.

El ego ocupa un lugar importante en los artistas. En su caso, ¿es mucho, poquito o nada?

Eso se dice, por ahí el mundo externo presiona para convertir artistas en figuras de las figuritas como juego infantil de las pantallas.

7.

¿Cuál fue el personaje que más disfrutó hacer? ¿Y cuál el que más sufrió?

El personaje es una distorsión de la definición de actor. Yo hago roles, juego con mis individuaciones, que no son pocas. Todos los roles que he jugado me han hecho sufrir y me han hecho feliz. El sufrimiento es parte de entregarse al otro cuerpo y la felicidad es que podamos ser reconocidos como el sacrificado. Podríamos decir que la actuación tiene características de acto heroico.

8.

Hace poco publicó la novela Nagasaki de memoria. ¿Qué lo llevó a hacerlo?

Toda manera de poder jugar con la creatividad es siempre apetecible para mi niño.

Norman Briski. Foto: Clarín.

Norman Briski. Foto: Clarín.

9.

¿Dónde le gusta ir de vacaciones?

Donde haya posibilidad de caminar mucho en lugares que parezcan no intoxicados.


10.

¿Cuál es el lugar que tiene la figura del artista?

Aquel que una persona siente que pertenece.

Norman Briski

Actor y director

11.

¿Qué cosa hizo o le pasó en su vida que lo avergüence?

Tener una debacle intestinal en escena, sin poder recurrir a un inodoro cercano.


12.

A quién nombraría como su maestro, si lo tuvo.

Los verdaderos maestros de mi cabeza estuvieron siempre cerca de la lectura. Y los del cuerpo estuvieron cerca de mis deportes.

13.

¿Dios existe?

Dios es una invención de los hombres. Y muchas veces, por esa invención, consiguieron el coraje para emanciparse. Dios o Alá o Evita.

14.

¿Qué piensa del rol que ocupan hoy las mujeres en la sociedad, de sus luchas en la calle por el #niunamenos y por la ley de aborto legal, seguro y gratuito?

Apoyo incondicionalmente, identificándome con su dolor y su impotencia frente a la ignominia del poder que le niega la posibilidad de elegir libremente. El mismo Estado responsable del genocidio y que existe gracias a quien lo sostiene.

15.

¿Los argentinos, tenemos remedio?

Tenemos remedio porque es un gran negocio. Tal vez uno de los más lucrativos junto al mercado libre.

16.

¿Le gusta el fútbol? ¿De qué club es hincha?

Soy de Independiente, de los rojos de Avellaneda. No estoy de acuerdo que lo dirijan los que tienen poder político y económico, que distorsiona la capacidad de los jugadores y sus piernas se convierten en el valor agregado que los transforman en unas cosas frente a la pelota.

17.

¿Qué obra de teatro una persona debe ver sí o sí en su vida? ¿Por qué razón?

Esperando a Godot, de Samuel Beckett. Porque el que espera desespera. No esperar a nadie, ésa es la cuestión, y menos la muerte.

18.

Nació en la ciudad de Santa Fe, ¿vuelve seguido? ¿Qué recuerda de sus años allí?

No vuelvo seguido. Y mi manera de estar en Santa Fe, que no es tan santa, es mi gran río Paraná, “mi río amarillo”, como dijo el poeta español Rafael Alberti.

19.

Conoció a su actual mujer Eliana Wassermann en su escuela de teatro y ahora actúa en dos de las obras que tiene en cartel y dirige. ¿Cómo es trabajar con su pareja?

Es estar juntos en lo que más nos gusta.

20.

¿Le gustaría tener una estrella con sus manos en la avenida Corrientes?

La avenida Corrientes, ¿dónde queda? Las estrellas las tengo en mi casa.

E.M.