Nacional

Pierde Trump

Pierde Trump

“Es mejor estar callado y parecer estúpido que abrir la boca y despejar las dudas” Abraham Lincoln.

En los Estados Unidos, el próximo 3 de noviembre se elegirá presidente y vicepresidente de la Nación.También senadores y representantes. Quien gobierne la potencia dominante en la región habrá de impactar directamente en los países latinoamericanos.

Donald Trump está haciendo todo lo posible para ser derrotado. A poco más de tres meses del día del comicio, todas las encuestas indican que las máximas preocupaciones del electorado, son la salud pública y la economía.

Las fuertes pérdidas en vidas y puestos de trabajo, como consecuencia del Covid-19, han sido más graves aún por las actitudes adoptadas por el presidente Trump.

Otro capítulo de los gruesos errores del inquilino de la Casa Blanca ha sido su actitud respecto al asesinato de George Floyd, que se convirtió en un símbolo de la discriminación respecto de las minorías.

Al momento de analizar las perspectivas electorales, conviene recordar que la concurrencia a votar es voluntaria. El voto, no solo no es obligatorio, sino que además es necesario inscribirse previamente. Estas características hacen que los sectores más postergados, se mantengan históricamente, alejados del comicio.

Las extravagancias del Presidente están permitiendo a los militantes demócratas empadronar con más facilidad a afroamericanos y latinos.

Estos últimos rechazan mayoritariamente al actual presidente y eso ha producido que este requiriera la ayuda de Andrés Manuel López Obrador, quien lo visitó en la Casa Blanca, e hizo un desmesurado esfuerzo por ayudarlo con la comunidad de origen mejicano.

Un condimento muy especial de estas elecciones es la fuerte fractura dentro de los dirigentes y activistas republicanos.

The Lincoln Project es un grupo de militantes republicanos que hacen campaña contra el actual presidente e invitan a no votar por “un traidor a los principios constitucionales del País”.

El general (R) Colin Powell, ex Secretario de Estado del presidente republicano G. W. Bush fue más duro aún al afirmar que Trump es un mentiroso crónico y peligroso para su país.

La votación en Estados Unidos es indirecta y designa al presidente y vicepresidente, un colegio electoral de 538 miembros.

Hay estados en los que el voto es tradicionalmente republicano o demócrata.

En las últimas ocho elecciones presidenciales, la mayoría en Colegio Electoral se definió en los estados conocidos como “swing”.

Se trata de Carolina del Norte, Florida, Indiana, Minnesota, Michigan, Ohio, Pennsylvania y Wisconsin. Las encuestas hasta el presente, están indicando que Trump pierde en Florida, Carolina del Norte, Michigan y Pennsylvania. Este último, es el Estado donde el 20 de noviembre de 1942, nació Joseph Robinette Biden Jr.

Los problemas de Trump, son de tal magnitud, que dos Estados tradicionalmente republicanos, como Arizona y Texas, aparecen como indefinidos en cuanto a sus resultados. El Presidente empieza a ver la gravedad de la situación, ha echado a su jefe de campaña, ha denunciado un posible fraude en el voto por correo y ante una pregunta concreta, sobre qué, pasaría si perdiera, respondió “no sé si reconoceré el resultado”.

Se vuelve cada vez más agresivo respecto a su contrincante, haciendo hincapié en un presunto deterioro físico y mental.

En relación con el Partido Demócrata, cabe aclarar que este desarrollará su Convención Nacional entre el 17 y el 20 de agosto, en Milwaukee, Wisconsin, oportunidad en la que debe definirse quién acompañará a Biden en la fórmula presidencial, dato que puede ser definitorio en el resultado electoral en los “swing states”.

Carlos Ruckauf fue ministro de Relaciones Exteriores y vicepresidente de la Nación.