Nacional

¿Por qué los chicos piden repetir el mismo cuento o película una y otra vez?

¿Por qué los chicos piden repetir el mismo cuento o película una y otra vez?

“¡Otra vez!” Un cuento, una película... Los niños no se cansan de ver o escuchar la misma historia una y otra vez. Y no solo eso, si no que la disfrutan y juegan a sorprenderse cada vez que llega la parte que les gusta. ¿Qué se juega en esa insistente repetición?

“En su alma de niño está tratando de comprender esa situación que se dio, esa resolución de conflicto. Y como no lo puede decir con otras palabras, pide ‘¿me volvés a contar el cuento?’ y hay que hacerlo todas las veces que haga falta. Porque significa que estamos atentos a lo que el niño está tratando de elaborar en su alma, a nivel de sentimientos y a nivel interior. Hasta que no esté elaborado ese conflicto, esa necesidad de conocimiento, ese aprendizaje interno, no va a pasar a otro, no le va a resultar interesante”, dice Rocío Blanco, manager de Había Una Vez, audiocuentos gratuitos disponibles en plataformas digitales.


La repetición, mucho más que saber

“¿Para qué querríamos ver una película que ya vimos y de la que ya sabemos el final? Porque nos gusta verla. He aquí el placer más simple de la infancia, uno que está desligado de la meta utilitaria; aunque a veces se recubra de intereses teóricos (saber), el fin práctico no deja de ser ajeno a los niños”, dice a Clarín Luciano Lutereau, psicoanalista, doctor en Filosofía y doctor en Psicología por la Universidad de Buenos Aires (UBA). “Esto es lo que más caracteriza al juego: un niño puede jugar al mismo juego una y otra vez. El juego es lo que hace que la repetición no sea tediosa”.

“Pensémoslo con una actividad lúdica de adultos: ¿hay algo más monótono que hacer el amor? Sin embargo, no dejamos de hacerlo, ¡incluso con la misma persona durante varios años a veces!”, lanza el autor de Más crianza, menos terapia. Ser padres en el siglo XXI (Paidós), y Esos raros adolescentes nuevos (Paidós), entre otros.

"He aquí el placer más simple de la infancia, uno que está desligado de la meta utilitaria", dice Luciano Lutereau, psicoanalista. Foto: Shutterstock.

"He aquí el placer más simple de la infancia, uno que está desligado de la meta utilitaria", dice Luciano Lutereau, psicoanalista. Foto: Shutterstock.

“En mi caso personal, conservo ese vínculo infantil con la música: cuando me gusta una canción, puedo escucharla miles de veces, una y otra vez, pero no creo ser el único: hasta hace un tiempo había aparatos de reproducción que traían la opción ‘repeat’. Aquí puede verse claramente que se trata de la importancia de la repetición: cuando se articula lúdicamente, es decir, con el deseo en su forma más pura, como placer sin finalidad, por sí mismo”.

Y cierra Lutereau: “Esta es la fuente del erotismo en la especie humana, un placer que los animales no conocen, porque de eso que nosotros podemos hacer repetidamente, los animales se cansan más o menos pronto, o bien cuando el circuito llega a su fin. El humano, que es un ser de deseo, busca nuevamente lo mismo y, ¡curiosa paradoja!, siempre le parece diferente”.

Los chicos disfrutan de la repetición y juegan a sorprenderse cuando llega la parte que más les divierte. ¿Qué se juega en esa insistente repetición? Foto: Shutterstock.

Los chicos disfrutan de la repetición y juegan a sorprenderse cuando llega la parte que más les divierte. ¿Qué se juega en esa insistente repetición? Foto: Shutterstock.


Conexión real

Para Blanco, los cuentos son formadores de sabiduría: “En el niño van quedando conceptos, conocimientos de valores, diferentes emociones que le da al niño la base de los valores que va a ir adquiriendo a lo largo de su vida”. Resalta, además, la importancia de estar atentos a la escucha de los más chicos, ver sus reacciones y responder a sus preguntas para generar un espacio real de comunicación.

¿Cuál es el relato ideal? Lo sabremos con la reacción del niño, que tendrá relación con lo que la historia le evoca, consciente e inconscientemente. Cuando haya obtenido todo lo que necesita de esa historia, pasará a la siguiente”.