Nacional

Qué causa la falta de deseo sexual

Qué causa la falta de deseo sexual

Pregunta

Tengo 46 años y estoy en tratamiento por una depresión que arrastro desde hace dos años. Con los antidepresivos desapareció mi deseo sexual, lo cual me trae muchos problemas con mi mujer, que supone que ando con otra. ¿Qué puedo hacer?

O.P.F., 25 de Mayo

La falta de deseo sexual es algo muy frecuente que afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque es difícil precisar su asiduidad ya que es un tema que suele mantenerse en reserva. Incluso, algunos médicos no se interiorizan sobre el funcionamiento sexual de sus pacientes.

Son las mujeres en la consulta quienes más tienden a encarar esa problemática que se manifiesta en falta de interés por el contacto físico, desgano a intimar con la pareja, carencia de respuesta durante una relación sexual y ausencia de fantasías sexuales.

Es algo así como una falta de apetito o “anorexia sexual” (técnicamente se llama anafrosidia).

La inhibición del deseo sexual priva a la persona y a la pareja de acercamiento, confianza, relajación y sentimientos de armonía, por lo cual no sólo se compromete la vida sexual, sino a la relación en su totalidad.

Muchas veces no suele implicar un problema con el otro sino con uno mismo y que puede no generar molestia alguna o, por el contrario, preocupación o aflicción.

Norberto Abdala

Médico

Casi todas las parejas, durante los primeros meses del vínculo suelen estar casi siempre dispuestas y preparadas para hacer el amor. Pero, poco a poco, la pasión se serena y el deseo se aplaca. Y es en este punto cuando pueden surgir conflictos, al necesitar uno de ellos tener mayor frecuencia de relaciones sexuales que el otro.

Las causas por las que se pierde el deseo pueden ser psicológicas o físicas. Los conflictos psicológicos –actuales o históricos– disminuyen la libido con una supresión activa e involuntaria del interés sexual.

Las situaciones traumáticas o dolorosas –abortos, muerte de algún familiar, abuso sexual en la infancia, accidentes, temor al embarazo– suelen ser factores de peso en generar desgano sexual.

La depresión, evidente o enmascarada, es una razón causal importante, aunque también la depresión se desarrolla como consecuencia de la falta del deseo sexual, en particular cuando aumentan las tensiones en la pareja y la persona que siente poco o ningún interés es calificada como anormal. Vale señalar que también muchos antidepresivos –aunque no todos– anulan el deseo o la capacidad de respuesta sexual.

La mujer es especialmente sensible a la presencia de tensiones en el vínculo de pareja que le impiden cualquier forma de actividad sexual y que sólo reaparece al resolverse aquellos.

Una clave de la falta de deseo: los niveles de testosterona y DHEA-S.

Una clave de la falta de deseo: los niveles de testosterona y DHEA-S.

En realidad, la sexualidad funciona como un barómetro que señala el buen o mal clima de la pareja mediante la presencia o la ausencia de la sexualidad.

Dentro de las causas físicas, vale destacar la importancia de las hormonas, en especial la testosterona y la DHEA-S que juegan un papel clave tanto en los hombres como en las mujeres para una sexualidad activa.

El aumento de las hormonas del estrés (prolactina, cortisol) también afectan el deseo ya que disminuyen los niveles de otras hormonas, entre ellas, las sexuales.

Lo mismo sucede en el hipotiroidismo, la diabetes y la obesidad, trastornos que interfieren en mecanismos metabólicos y, por lo tanto, en el deseo.

De ahí la importancia de precisar las causas para poder encarar una adecuada resolución del problema.

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

  • Salud

  • Salud Sexual Y Reproductiva

  • Sexualidad

  • Deseo Sexual

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.