Nacional

Qué era el "tren" de luces brillantes que atravesó el cielo de Europa y causó asombro

Qué era el

En las últimas horas, una cadena de luces brillantes que transitaban por el cielo en hilera sorprendió a los habitantes de algunos países de Europa. Las imágenes llegaron a las redes sociales y fueron captadas por fotógrafos y compartidas en Twitter​.

Algunos hablaron hasta de OVNIS​, pero en realidad esas luces que se vieron sobre todo en Gran Bretaña y España persiguen otro fin: se trata en realidad de una "procesión" de satélites en órbita.

Son microsatélites de la llamada constelación Starlink, un proyecto de Space X, la empresa del millonario Elon Musk​, que ya lanzó en los últimos meses alrededor de 300 de estos objetos, destinados a mejorar las comunicaciones de banda ancha en todo el planeta.

Los satélites están destinados a mejorar las comunicaciones.

Los satélites están destinados a mejorar las comunicaciones.

Estos avistamientos están produciéndose desde entonces en todos los países de Europa. Space X tiene previsto lanzar a corto plazo alrededor de 12.000 satélites (más del doble de todos los que lanzó la humanidad desde el Sputnik I), aunque no se descarta que la cifra pueda llegar hasta 30.000. Otras empresas prevén también lanzamientos masivos.

Pero claro, la sorpresa fue enorme para la mayoría de la gente que no está familiarizada con esas imágenes de "trenes" de luces brillantes en el cielo. Los satélites están diseñados para proporcionar cobertura de banda ancha en todo el mundo y cada uno de ellos pesa alrededor de 260 kilos.

"Trenes" de luces brillantes en el cielo de Europa.

"Trenes" de luces brillantes en el cielo de Europa.

El objetivo de la empresa, propiedad de Elon Musk, a quien también pertenece la firma de vehículos eléctricos Tesla, es desplegar 12.000 satélites para "ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad a ubicaciones donde el acceso ha sido poco confiable, costoso o no disponible", explica en su página oficial.

SpaceX espera poder comenzar a dar servicio en el norte de Estados Unidos y Canadá durante este año y llegar a casi todas las zonas pobladas el próximo año.

Estos satélites tienen un diseño compacto que aprovecha al máximo el Falcon 9, el cohete que los pone en órbita. Tiene cuatro antenas muy potentes que le otorgan de una gran capacidad de rendimiento y que pueden redirigirse rápidamente.