Nacional

Samanta Casais contó cómo le avisaron que la iban a descalificar de "Bake Off Argentina"

Samanta Casais contó cómo le avisaron que la iban a descalificar de

Un día después de la gran final de Bake Off Argentina, El Gran Pastelero (Telefe), Samanta Casais habló con Cortá Por Lozano (Telefe, lunes a viernes a las 14.30) y contó toda su versión sobre el escandaloso final del certamen.

Primero, luego de saludar a la participante, Verónica Lozano presentó un breve resumen de su paso por el reality, desde su inicio, su consagración y finalmente cuando le quitaron el premio, cediéndole el primer lugar a Damián Pier Basile tras constatarse "dos omisiones de información" en la inscripción que ella realizó, tal como informó la producción del ciclo.

"¿Qué te pasa cuando ves esto?", le preguntó la conductora. "La verdad que fue muy fuerte todo. Igual, lo que más me pesa es lo más lindo, que es haber estado en esa carpa maravillosa y haber conocido gente maravillosa", aseguró.

Luego, Samanta reconoció: "A lo largo de estas últimas tres semanas no la pasé bien con todo lo que se dijo de mí. Las redes son muy crueles. Hay mucha gente que sufre mucho y creo que hay que tomar más conciencia, tener más empatía porque detrás de cada uno hay una persona. Yo no puedo opinar de gente que no conozco. Eso lastima. Eso fue lo que más me afectó de todo".

Lozano le preguntó puntualmente por su "mentira" ​en la ficha de inscripción al programa y ella aclaró: "No fue una mentira. Cometí un error, una malinterpretación en el formulario".

Samanta Casais contó su versión de lo sucedido en la final de "Bake Off" en diálogo con Vero Lozano en "Cortá Por Lozano". Captura TV.

Samanta Casais contó su versión de lo sucedido en la final de "Bake Off" en diálogo con Vero Lozano en "Cortá Por Lozano". Captura TV.

La malinterpretación que ella argumenta se debe a que entendió que se le preguntaba por experiencia en pastelería, no en el rubro gastronómico.

"Me pareció positivo estar presente en el final. Que se haya comprobado que no soy pastelera profesional. No estudié, simplemente fue un emprendimiento familiar. Fue información que no me pareció trascendente. Se me preguntó por la pastelería, y tuve un pequeño emprendimiento familiar que duró un año, vendíamos milanesas, empanadas para poder sobrevivir. También se vendían algunas cosas dulces, pero no fue una pastelería como se dijo, ni era la mano derecha de Osvaldo Gross. A la par hacía cosas contables con mi prima, me la rebuscaba por que no teníamos una buena posición económica.  Nos fundimos y tuvimos que vender. Fue triste... pero eso no me hace ser profesional. Nunca estudié, siempre fue mi pasión. Leo muchos libros, me encanta hacer tortas desde chiquita", reconoció.

"Mi familia no la pasó bien en un momento, ahora están mas tranquilos. Creo que me saqué una mochila de encima. Trato de pensar en lo positivo y salir adelante, pese al bullying que viví. No fue fácil, porque mi mamá y mi novio también recibieron mensajes feos. Se desvirtuó todo, y yo solo soy una soñadora que quiere hacer tortas", afirmó.

Samanta y Damián Pier, quien se quedó con el título de "Gran Pastelero Amateur" de "Bake Off".

Samanta y Damián Pier, quien se quedó con el título de "Gran Pastelero Amateur" de "Bake Off".

Samanta contó que todo lo sucedido no la frenará en su sueño de poder vivir de la pastelería. "Voy a hacer la carrera de pastelera, porque lo voy a lograr. Además de seguir adelante con mi pequeña cocinita", aseguró.

En otro momento de la entrevista, Samanta aclaró que sí trabajó, tal como había adelantado Clarín, en el reconocido bar Café San Juan: "Sí, trabajé. Ahí hacía entradas, era ayudante de cocina. Nada que ver con la pastelería. Eso quedó aclarado con la producción".

Después, la porteña de 29 años recordó cómo fue el momento que la producción le comunicó que le iban a quitar el premio. "La verdad que fueron muchas emociones encontradas. Fue por videoconferencia, lo entendí y pedí un tiempo para procesar la información. Lo que se vio el domingo se filmó el sábado, no era obligación ir, y yo lloré por todo lo que venía sufriendo por el maltrato cibernético. Quise ir porque no tengo nada que ocultar, porque tengo la frente en alto y porque la competencia fue leal. Si algo valoro es que uno admita sus errores, porque todos los podemos cometer".

Por último, ante la pregunta si siente que le debe unas disculpas a alguien, Samanta señaló: "Pido disculpas generales a mis compañeros, porque capaz salían a defenderme y también los atacaban".

DR