Nacional

Terminaron de demoler el puente de Juan B. Justo: cómo lo desarmaron en un video de un minuto y medio

Terminaron de demoler el puente de Juan B. Justo: cómo lo desarmaron en un video de un minuto y medio

El 15 de septiembre de 2018 se inició una obra que transformó para siempre una de las postales características del límite entre los barrios de Villa Crespo y Chacarita. Ese día empezaron a desmontar el Puente de la Reconquista o, como lo conocían los porteños, "de Juan B. Justo". Este martes, siete meses después, se terminaron de demoler sus últimas vigas y fue reabierta la calle Niceto Vega.

El proceso fue registrado en una cámara en tiempo real. Y este es el time lapse que resume cómo fue desapareciendo aquel puente diseñado por el arquitecto Mario Roberto Álvarez en 1966.

En el video se observa el paso a paso de la obra. Después de algunas tareas preliminares, se cerró la avenida Juan B. Justo al tránsito. Así, sobre el puente el movimiento vehicular fue reemplazado por el ir y venir de operarios y maquinarias.

Las últimas imágenes del puente. Foto: Mario Quinteros

Las últimas imágenes del puente. Foto: Mario Quinteros

Lo primero que se hizo, a partir de mediados de septiembre, fue sacar los postes y los tableros de luz. Una semana después empezaron a desarmar el puente, con dos enormes grúas. Cada uno de sus nueve tramos fue dividido en tres partes de 12 o 13 toneladas cada una, que es el peso que podían transportar los camiones por la Ciudad. Desarmar cada tramo llevó 15 días de tiempo. El central, aún más: desarmar la parte de la estructura que pasaba sobre la avenida Córdoba demandó 32 días de trabajo.

Después la obra siguió en las partes laterales de la estructura y con la demolición de los pilotes. Cada tramo del puente estaba sostenido por 16 vigas. Para cortarlas sin ruido, se recurrió a un sistema de poleas por donde circulaba un hilo con perlas de diamantes, que hacía incisiones precisas y silenciosas. Después del desmantelamiento del puente, continuaron los trabajos de demolición de las columnas.

Para desarmar el puente se utilizaron dos grúas de gran porte. Foto: Mario Quinteros

Para desarmar el puente se utilizaron dos grúas de gran porte. Foto: Mario Quinteros

Ahora terminaron de quitar los últimos vestigios de las vigas. Tras la reapertura de Niceto Vega seguirá la de Loyola, a principios de mayo. Y, si se cumplen los plazos, a fines de ese mes habilitarán el cruce de Córdoba y Juan B. Justo, que será a nivel y con semáforos, como cualquier otra esquina de la Ciudad.

El Puente de Juan B. Justo era incompatible con el viaducto del tren San Martín, cuya estructura se está levantando a esa misma altura.

El paisaje de Córdoba y Juan B. Justo cambió drásticamente sin el puente. Foto: Diego Díaz

El paisaje de Córdoba y Juan B. Justo cambió drásticamente sin el puente. Foto: Diego Díaz

Esta obra elevará las vías del tren a 8 metros de altura a lo largo de 5 kilómetros, entre las calles Honduras y Garmendia, lo cual permite eliminar 11 barreras. Ya se habilitaron las avenidas Corrientes, Jorge Newbery y Warnes y las calles Honduras, Gorriti, Cabrera y Ramírez de Velazco. Niceto Vega es la octava. Seguirán Loyola y Córdoba.

Así quedará Córdoba y Juan B. Justo, cuando esté terminado el viaducto del tren San Martín.

Así quedará Córdoba y Juan B. Justo, cuando esté terminado el viaducto del tren San Martín.

Además, se abrirán 9 cruces a través de calles que antes eran interrumpidas por las vías. Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Caldas y Montenegro ya fueron habilitadas. A fin de mes abrirán Concepción Arenal. Por ahora, Leiva e Iturri permanecerán cerradas. Los vecinos de esta última se oponen a que la habiliten al tránsito.

El proyecto del viaducto es impulsado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires junto al Ministerio de Transporte de la Nación, y llevado adelante por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad a través de Autopistas de Buenos Aires S.A. (AUSA).

​NS