Nacional

Un taxista mandó al frente a Guido Kaczka: "Vengo a contar una anécdota con vos en un boliche de Flores"

Un taxista mandó al frente a Guido Kaczka:

Los taxistas que se acercan al estudio de Bienvenidos a bordo (El Trece, lunes a viernes a las 21.30) para participar del juego del lingote no dejan de sorprender a Guido Kaczka (42).

En esta oportunidad, un chofer dejó boquiabierto al conductor al recordar una vieja anécdota de ellos cuando Guido era apenas un adolescente e interpretaba a Lucas en ¡Grande, Pá!, una de las series más exitosas de la televisión argentina.

En detalle, el conductor, llamado Claudio, ingresó sonriente al estudio de Bienvenidos a bordo y exclamó: "¡Te vengo a visitar, Pollo! ¡Vos sos mi amigo! Para mí no sos Guido, sos el Pollo. Te vengo a contar una anécdota si vos me permitís".

Guido y Claudio, en Bienvenidos a bordo.

Guido y Claudio, en Bienvenidos a bordo.

"¿Cómo? ¿Vos sos amigo?", le preguntó el animador de El Trece, visiblemente sorprendido. "Sos amigo mío vos, lo que pasa es que hace mucho que te conozco", le contestó el taxista, oriundo de Almagro.

"Pero la anécdota es de un boliche de Flores", le advirtió Claudio con picardía. En ese momento, Guido comenzó a reírse mientras recordaba el lugar que el participante le mencionaba.

Pasados unos segundos, el chofer recordó que la anécdota de la que hablaba era de la época en la que Kaczka trabajaba en una novela cuyo personaje le decían Pollo. "No sé...", se excusó Guido.

"Yo estaba con mis amigos y ahí estabas vos, tirando facha en el boliche. Tenías el pelo largo. Llegamos con mis amigos y las chicas de la Primaria. Una amiga te vio y empezó a los gritos: 'lo amo, lo amo'", le recordó Claudio.

"Ah, yo tenía el pelo largo... Debe haber sido de la época de ¡Grande, Pá!", supuso Guido, que seguía sin recordar el mote de "Pollo". Dicho esto, Claudio recordó que en determinado momento de la noche fue al baño, se cruzó a Guido y le habló del interés de su amiga hacia él.

"Me acuerdo que te encaré en el baño para decirte que una amiga mía estaba muerta con vos, y vos, contento, porque habías ganado, me pediste que te la mostrara", relató el taxista. "¡Pero parezco desesperado!", protestó el conductor con su característico humor.

Entonces, el concursante reveló la reacción de Kaczka tras ver a su pretendiente. "Estuviste bien porque a los cinco minutos vimos que salías de la manito con ella y no te vimos más", concluyó el taxista entre risas.

Finalmente Claudio no pudo sacar el lingote. Sin embargo, su recuerdo con Guido sorprendió a todos y le robó varias sonrisas a los presentes.