Nacional

Viaducto del tren San Martín: las claves de la obra por la que estuvo cerrada Córdoba

Viaducto del tren San Martín: las claves de la obra por la que estuvo cerrada Córdoba

Con la apertura al tránsito de la avenida Córdoba altura Juan B. Justo, de modo definitivo, sin barreras, termina este miércoles 15 ed mayo una etapa central en las obras para mejorar el tránsito en esa zona complicada de la Ciudad de Buenos Aires. Ya no está tampoco el viejo puente, emblema de Palermo. Pero falta. "Es muy probable que la semana que viene se habilite Juan B. Justo",  indicaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño. Y el viaducto del tren San Martín, la madre de todos estos cambios, estará completamente en funciones, estiman, a fines agosto. Acá, claves de esta obra.

Avenida Córdoba sin barreras. Desde este miércoles, a la altura de Juan B. Justo. / Luciano Thieberger

Avenida Córdoba sin barreras. Desde este miércoles, a la altura de Juan B. Justo. / Luciano Thieberger

La historia del viaducto del San Martín se puso en marcha en 2018. A fines de mayo del año pasado, el tren San Martín dejó de llegar a Retiro. Desde entonces, su cabecera está en Villa del Parque, un barrio que vio incrementado su movimiento de tránsito y de personas por el nuevo rol de su estación. ¿Hasta cuándo? La estructura por donde el ferrocarril correrá elevado estará terminada a fines de julio. Y un mes después las formaciones volverán a prestar servicio completo, a Retiro.

La estación Villa del Parque, cabecera provisoria del San Martín, colapsa de pasajeros. Foto: Martín Bonetto

La estación Villa del Parque, cabecera provisoria del San Martín, colapsa de pasajeros. Foto: Martín Bonetto

De acuerdo con las fuentes oficiales, si bien la obra del viaducto estará finalizada a fin de julio, no será habilitada de inmediato. Primero, los trenes realizarán la "marcha blanca", que consiste en una serie de pruebas sin pasajeros para verificar que todo el sistema funciona correctamente en el tramo elevado. Estas comprobaciones, según detallan en el Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad, llevarán unos 15 días.

En agosto las formaciones volverán a llevar pasajeros hasta Retiro. Pero hay que tener en cuenta que no se detendrán en las estaciones Villa Crespo y Paternal, que son las que se están construyendo elevadas y aún no estarán terminadas. En Desarrollo Urbano estiman que los trenes recién pararán en todas las estaciones para fines de agosto.

Corrientes y Dorrego, ya liberada de la barrera del tren San Martín. Foto: Silvana Boemo

Corrientes y Dorrego, ya liberada de la barrera del tren San Martín. Foto: Silvana Boemo

El viaducto del tren San Martín correrá a 8 metros de altura y a lo largo de 5 kilómetros, entre las calles Honduras y Garmendia. Su construcción libera a la Ciudad de 11 barreras. Son las de Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Córdoba, Loyola, Ramírez de Velasco, Corrientes, Girardot, Jorge Newbery y Garmendia.

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad indicaron que el Viaducto San Martín permitirá que los usuarios de colectivos y los automovilistas que cruzan los pasos a nivel de la zona todos los días se ahorren entre 15 y 20 minutos por hora. También dijeron traerá mejoras en la frecuencia del FC San Martín y mayor seguridad vial.

“Ésta de Córdoba y Juan B. Justo era una de las barreras más complicadas de la Ciudad, era una de las que más trababa el tránsito. Con dos trenes pasando podías estar con cuatro o cinco cuadras de cola, gente parada en el tránsito, con lo cual ahora se gana mucho tiempo”, señaló este miércoles el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Al mismo tiempo, con la apertura de nuevas calles se mejorará la interconexión de los barrios de Palermo, Villa Crespo y La Paternal. Y habrá mejoras ambientales, ya que al eliminar los tiempos de espera cuando la barrera está baja, los vehículos emitirán menos gases. Ya abrieron siete (Aguirre, Vera, Villarroel, Caldas, Montenegro, Iturri y Leiva) y quedan por habilitarse Castillo, Concepción Arenal y Santos Dumont.

Para esta obra se están construyendo dos estaciones elevadas. La estación La Paternal, que tendrá acceso sobre la calle Trelles y en cuya planta baja estarán las boleterías, servicios sanitarios y locales comerciales.

Tendrá escaleras y ascensores que llevarán a los andenes localizados en el primer piso. A su vez, toda la zona de la estación será puesta en valor, con nuevos bancos, iluminación LED y una bicisenda sobre Avenida Warnes.

Por último, los vecinos disfrutarán de nuevos lugares de esparcimiento bajo el viaducto y se sumará superficie verde a los barrios, indicaron las fuentes oficiales.

Este proyecto beneficiará a un total de 90.000 usuarios diarios del tren, a 250.000 usuarios diarios de colectivos y a 260.000 automovilistas que circulan todos los días por la zona.

La obra del viaducto es realizada por el Ministerio de Transporte de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, a través de Autopistas Urbanas S.A. (AUSA).

JS