Política

Ajuste en Cancillería: el Gobierno ordenó que 100 funcionarios regresen del exterior

Ajuste en Cancillería: el Gobierno ordenó que 100 funcionarios regresen del exterior

En una resolución firmada por el canciller Felipe Solá el último martes, se ordenó el traslado de funcionarias y funcionarias pertenecientes al Servicio Exterior de la Nación.

La decisión no llamaría la atención si no fuera por el número contundente de movimientos comunicados de una sola vez. Deberán volver 100 diplomáticos y funcionarios de la Cancillería que realizan tareas afuera por dos razones diferentes, confirmaron a Clarín fuentes del ministerio: ahorro de divisas en el extranjero en tiempos de absolutas restricciones en el país, y recambio de funcionarios, que estaban vencidos su tiempo de permanencia, de entre cuatro y seis años.

Lo curioso del extenso listado que obtuvo este diario es que también hay funcionarios no conocidos a nivel público que adscriben al proyecto kirchnerista y que deberán volver igual porque están vencidos en su tiempo de funciones, tal el caso de una diplomática en Madrid, y de otro funcionario del consulado de Nueva York. Igual se ordenó la vuelta de diplomáticos y funcionarios -que no son "diplos" pero están en el exterior por ley- de muy diversos lados del mundo.

La resolución de Cancillería donde se ordena la vuelta de funcionarios diplomáticos del exterior.

La resolución de Cancillería donde se ordena la vuelta de funcionarios diplomáticos del exterior.

El anexo de la resolución de Cancillería donde se ordena la vuelta de funcionarios diplomáticos del exterior.

El anexo de la resolución de Cancillería donde se ordena la vuelta de funcionarios diplomáticos del exterior.

En la administración actual culparon a la gestión de Mauricio Macri de no respetar los tiempos de los funcionarios de carrera afuera. Pero a decir verdad, es un problema que arrastra el Ministerio de Relaciones Exteriores desde siempre, porque algunos funcionarios logran a través de sus contactos permanecer más años que otros en el exterior.

Dada la dificil situación que atraviesa el Estado argentino, y el fuerte ajuste en Cancillería, la decisión del Gobierno es la de no reponer a la totalidad de esos 100 funcionarios trasladados. Estiman que en un plazo de 60 a 90 días en los que irán volviendo unos, repondrán aproximadamente el 60% de los 100 que vuelvan. Es decir, habrán un ahorro de divisas en cerca de un 40 por ciento del personal.

Un secretario de embajada -es un rango diplomático- puede cobrar entre 6.000 y 7.000 dólares en el exterior, cuando en Buenos Aires su sueldo es muy inferior en pesos. Después van subiendo las remuneraciones por antigüedad. Aún así, argumentan estos funcionarios, el monto en dólares a veces no les alcanza en ciudades donde verdaderamente el nivel de vida es muy alto para mantener a una familia. Un embajador aquí, cobra 300.000 pesos y en destino entre 10.000 y 16.000 dólares, dependiendo el destino.

En la administración actual culparon a la gestión de Mauricio Macri por no respetar los tiempos de los funcionarios de carrera afuera, pero a decir verdad, es un problema que arrastra el Ministerio de Relaciones Exteriores desde siempre, porque algunos funcionarios logran a través de sus contactos permanecer más años en el exterior.

Por otro lado, también hubo una política de austeridad detrás de la decisión de no enviar embajadores a su destinos en estos seis meses de gobierno, el parate también se dio  por la falta de movilidad aérea en medio de la cuarentena. Tampoco hubo misiones comerciales, las que demorarán mucho en reponerse.

Sin embargo, el Gobierno decidió hace una semana liberar algunas partidas.

- En los próximos días, el ex canciller Rafael Bielsa se irá a Chile.

- El martes, el ex gobernador Sergio Urribarri partió a Israel, una embajada clave para Alberto Fernández.

- Luis María Kreckler viajará como embajador a China, y Sabino Vaca Narvaja ya está allá como representante comercial en Beijing.

- El ex mandatario chaqueño Domingo Peppo ya está en Asunción.

- Federico Villegas Beltrán ocupará la sede de organismos internacionales en Ginebra pronto, igual que Luis Bellando a Costa Rica,

- Y Leonardo Costantino irá a Francia, mientras se aguarda el plácet ya pedido al Reino Unido para el diplomático Javier Figueroa, hoy en la embajada ante Cuba.

Otros, en tanto, están en stand by. Se dice que por razones personales, Carlos "Chacho" Alvarez no iría a Perú. Y que Daniel Scioli sí va a Brasil, pero que pidió demorar su partida unos días más. De hecho todavía no tiene el decreto del Presidente, que debe elegir a quién manda a la embajada de Italia. Otros políticos aún deben pasar la confirmación del Senado.