Política

Alertan por escrache a periodistas en la agencia de noticias Télam

Alertan por escrache a periodistas en la agencia de noticias Télam

"Traidores" y "colaboracionistas" son dos palabras que ya forman parte del léxico cotidiano de algunos periodistas de la agencia estatal de noticias Télam, que conduce la productora y periodista Bernarda Llorente.

Este miércoles se dio una situación de acción directa, que superó los límites por los que hasta ahora desarrollaban su trabajo los periodistas jerárquicos, que formaron parte del grupo que estuvo en la filial de Tecnópolis de Télam durante la gestión macrista.

La foto a la que accedió Clarín muestra al periodista de la sección Economía Leandro Selén, hostigando con una remera de "traidores" a un colega que tuvo responsabilidades jerárquicas y a otros periodistas que trabajaron en la sede Tecnópolis de Télam.

La situación se produjo en el primer piso del edificio de la calle Bolívar de Télam, donde también trabaja la gerenta periodística Viviana Mariño.

Según pudo reconstruir Clarín, de fuentes de la agencia, el periodista Selén trabaja en otro edificio de Télam, en avenida Belgrano, y habría estado parado durante largo rato, en actitud hostil, frente a Alejandro Mendez y a otros periodistas, a quienes acusa de "traidores", tal como figura en su remera.

"Se desató una caza de brujas, apañada por la actual conducción. Hay aprietes contra periodistas, banderas gigantes colgadas en las paredes de la redacción. Y ahora se pasean con una remera que dice 'traidores', parándose y marcando a los periodistas que consideran que colaboraron con la gestión macrista, con una impunidad total", dijo un empleado de la agencia de noticias, que es muy crítico con las actitudes de hostigamiento que se suceden en Télam.

Por el contrario, un periodista que comparte las acusaciones contra colegas de la anterior gestión, explicó el "contexto" en el que se dan los hostigamientos. "Ellos echaron a 357 empleados hace un año y medio. Nosotros logramos reincorporar a más de 200, con medidas cautelares de la Justicia y una enorme movilización popular, ya que esos despidos fueron ilegales. Entonces, Pousá y su gente armaron una sede en Tecnópolis adonde mandaron a los jefes que ellos habían traído, casi todos. Y ahora que Llorente desarmó esa sede y volvieron acá, se quejan del repudio que reciben de los trabajadores".

Otra periodista, que comparte los cuestionamientos a la anterior gestión de Rodolfo Pousá, intentó también minimizar la situación. "Selén tenía puesta una remera del grupo de rock Traidores", señaló en su defensa. Y agregó que, de todos modos, "fue una situación personal, que no avala el gremio".

Méndez era uno de los responsables del turno mañana en la gestión de Pousá, con el cargo de prosecretario General de Redacción. Cuando Llorente desarmó la sede Tecnópolis de Télam, le dio a los que trabajaban ahí vacaciones forzadas, hasta que en los últimos días se fueron reincorporando a la sede Bolívar. Sin embargo, el recibimiento de algunos sectores fue de hostigamiento, sin que las autoridades intervengan para bajar el nivel de conflicto.

De hecho, ante la consulta de Clarín, Llorente prefirió no hacer comentarios sobre esta situación de hostigamiento que provocó un periodista de Télam, dentro de las instalaciones de la agencia, en el mismo piso donde trabaja la gerente periodística que ella designó.

La actual conducción de Télam consiguió que el área de publicidad oficial vuelva a funcionar dentro de la agencia, lo que permitirá retomar actividades que fueron derivadas a Jefatura de Gabinete por la gestión de Pousá. También está reactivando la radio y el servicio audiovisual, junto con el servicio de diarios en papel, que se habían restringido durante la gestión macrista. Eso permitirá que los empleados vuelvan a tener un nivel de actividad similar al que tenían previo a la llegada de la gestión Pousá a Télam.

Télam difundió un video de la protesta en el Obelisco por el cuarto aniversario de la detención de Milagro Sala, el 16 de enero.

Télam difundió un video de la protesta en el Obelisco por el cuarto aniversario de la detención de Milagro Sala, el 16 de enero.

Pero a la vez, la actual gestión de Llorente recibió fuertes cuestionamientos por su falta de pluralismo político en los videos que envía su servicio de noticias a los medios de comunicación. Es que, tal como publicó Clarín, los funcionarios oficialistas aparecen en el 97,5% de los videos políticos del último mes. Además, no hubo cobertura audiovisual sobre el quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman, pero sí la hubo de una protesta por los cuatro años de detención de Milagro Sala.

Sin embargo, el nivel de conflicto que hay entre los trabajadores de Télam es muy fuerte, después del despido de 357 empleados que hizo Pousá y la reincorporación de más de 200 de ellos por decisión judicial. Pero eso no puede servir de excusa para mecanismos de acción directa contra periodistas que tuvieron cargos jerárquicos en la anterior gestión macrista.