Política

Continúa el debate en Diputados por la ampliación de la moratoria impositiva

Continúa el debate en Diputados por la ampliación de la moratoria impositiva

La Cámara de Diputados continúa esta tarde, en una sesión especial, con el debate del proyecto de moratoria impositiva y previsional, tras haber aprobado una reforma de la ley de consursos y quiebras que determina la ampliación de los plazos procesales en el caso de los concursos acreedores y la suspensión de ejecuciones por 180 días.

Embed

El proyecto, que fue enviado por el Poder Ejecutivo, amplía la moratoria aprobada en diciembre pasado, con el fin de normalizar deudas por más de $500.000 millones contraídas en el marco de la pandemia. En este sentido, incluye todas las deudas previsionales, impositivas y aduaneras acumuladas hasta el 31 de julio y contempla premios para los contribuyentes cumplidores.

Además, establece el plazo hasta el 31 de octubre para inscribirse en la moratoria, dispone que el primer pago vencerá en diciembre y fija que las deudas previsionales se podrán pagar en un plazo de entre 48 y 60 cuotas.

El Frente de Todos lograría aprobar el proyecto y girarlo al Senado con el apoyo de aliados, mientras que Juntos por el Cambio anunció que se abstendrá en la votación general para no ir en contra del concepto general del proyecto, mientras que en la votación general rechazará solo los artículos con los que no acuerdan.

Al exponer como miembro de la mayoría en el debate, el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, el oficialista Carlos Heller, detalló una serie de cambios incluidos en el dictamen, algunos de los cuales recogieron pedidos de la oposición.

En primer lugar, anunció que se tomarán las deudas acumuladas hasta el 31 de julio, la redacción original disponía hasta el 30 de junio e informó que se eliminaron los artículos que fijaban restricciones para que pudieran sumarse a la moratoria bancos y telefónicas.

"Estamos eliminando por completo las restricciones de los sujetos alcanzados por actividades reguladas por el Banco Central, la superintendencia de seguros y las telefónicas", explicó y agregó que sumarán además a las organizaciones comunitarias y asociaciones civiles sin fines de lucro.

También informó que en el tema de los cumplidores se estableció que el beneficio de poder deducir el 50% de ganancias "incluye solo un período fiscal".

Heller indicó que el proyecto de moratoria ampliada "no es un traje a medida sino un traje a medida de todos los que necesitan salir adelante, ante la grave disminución de la actividad productiva que existía a fines de año pasado y que se agravó con la pandemia".

"Esta moratoria ampliada -con menos tasas de interés- está pensada para que las empresas que están volviendo a la actividad puedan sobrevivir y para que las que aún no pudieron retomar la actividad tengan un horizonte mucho más claro en lo fiscal”, cerró su exposición.

A su turno, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el radical Luis Pastori, subrayó que las moratorias de este tipo "suelen premiar a los vivos" que no pagan impuestos pero aclaró que, "sin embargo, esta es algo imperioso", debido a la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

Por su parte, el diputado del Frente de Todos, Darío Martínez, sostuvo que "esta herramienta le va a servir a todos los argentinos". En tanto, el oficialista Pablo González informó que "hay cerca de 4.600 empresas que están en condiciones de ingresar a esta ley".

La novedad de esta moratoria es que no solamente las pymes están alcanzadas como en versiones anteriores sino también empresas de mayor envergadura y tamaño, pertenencientes por ejemplo a los sectores agropecuario, industrial, construcción, comercial, servicios y turismo podrán acogerse a los beneficios de la moratoria.

También quedan fuera de la posibilidad de acceder al régimen quienes tengan activos financieros en el exterior y no repatrien por lo menos el 30% dentro de los 60 días.

Otro de los cambios que se aplicaron en las últimas horas fue la eliminación de que el Poder Ejecutivo tenga la posibilidad de prorrogar esta moratoria sin pasar por el Congreso.

El proyecto prevé una tasa de interés fija del 2% mensual por seis meses y, a partir de ese momento, una tasa variable en pesos de acuerdo a la tasa de interés BADLAR. Durante el debate se anunció además que se eliminó la parte del artículo que establecía que era conforme al sistema de amortización francés.

También fija que la caducidad de la moratoria será por falta de pago de tres cuotas para grandes empresas y de seis cuotas para MiPyMES.

Entre los motivos de caducidad, además del atraso en el cumplimiento del pago de las cuotas, se estableció que las empresas de mayor tamaño que adhieran a la moratoria no podrán podrán distribuir dividendos, ni realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario.

Suscribite a nuestro newsletter