Política

Cristina Kirchner juega en el tramo final: cierra con dos actos callejeros

Cristina Kirchner juega en el tramo final: cierra con dos actos callejeros

Dos actos en 30 horas, los dos callejeros y -se anticipa- multitudinarios. Cristina Kirchner tendrá, en la última semana de la campaña, una visibilidad y protagonismo que hace tiempo no tenía.

Ni en 2017, que tuvo su acto en Racing, se arriesgó a la ceremonia de la calle, cautelosa por los riesgos. Ahora, tras el ensayo del Monumento a la Bandera y con la elección, a priori, se anima a dos shows.

Uno el miércoles, junto a Axel Kicillof, en el bosque de La Plata: gesto de respaldo a su "protegido" que se encamina a ser gobernador electo, un dirigente que cobijó y entronizó. Una creación política de su laboratorio personal.

Otro, el jueves, en tándem con Alberto Fernández, en la rambla de Mar del Plata junto a gobernadores y alcaldes del PJ. Un ritual de unidad, coronación de la carta que jugó el 18 de mayo cuando dejó la cima de la boleta a Fernández.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Pampa. Foto Emmanuel Fernandez

Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Pampa. Foto Emmanuel Fernandez

Cristina estará en los cierres de campaña de los dos experimentos políticos, hasta acá electoralmente exitosos, que gestó este año.

Si el domingo se confirma la previsión del PJ de resultados similares a las PASO, enterrará un karma: una mirada repetida en la política de su poca destreza para el "casting" de candidatos.

Con los datos del 11-A, palizas de Fernández a Mauricio Macri y más amplia todavía de Kicillof a María Eugenia Vidal, la ex presidente se anota dos victorias propias. Su presencia en los cierres de ambos, pueden leerse en esa clave.

El primer capítulo será en La Plata, capital bonaerense, ciudad natal de Cristina. En el Bosque, donde también está el estadio de Gimnasia y Esgrima, club del que es hincha la ex presidente y que tiene como DT a Diego Armando Maradona.

Hay un hilo invisible entre el Diez y la ex presidente. Cuentan en el planeta K que Maradona la llamó luego de que dejó el gobierno en el 2015 para saludarla, agradecerle y darle su apoyo.

Cuando Maradona asumió como DT del Lobo, le mandó un mensaje de WhatsApp a Máximo Kirchner. El diputado mostró, en una charla con amigos, el audio donde Diego le dice que influyó en aceptar el cargo su simpatía por Cristina.

En La Plata, Cristina compartirá el cierre propio de la campaña de Kicillof y, en paralelo, le dará un envión a Florencia Saintout, polémica decana de Periodismo, y jefa del bloque de diputados bonaerenses.

Saintout habita el dispositivo K y aunque tiene pertenencia a La Cámpora, no es de puro ADN de la agrupación. Pulsea, en La Plata, con Julio Garro, el intendente del PRO, que desplegó -como otros alcaldes de Cambiemos- un monumental operativo de corte de boletas.

Kicillof, Cristina y Alberto se enfocaron, en particular, en el tema platense. El ex ministro de Economía apunta sobre el factor de la sintonía nación-provincia-municipio y La Plata, por tratarse de la capital provincial, es casi un objetivo personalísimo como lo es, para Cristina, por tratarse de la ciudad donde nació, se crió y estudió.

El jueves, el cierre nacional será en Mar del Plata, en la Rambla, con una puesta en escena que el equipo de campaña ultima y que, como ocurrió en el Monumento a La Bandera de Rosario y en Santa Rosa, tiene la firma de Ignacio "Nacho" Saavedra.

Puesta en escena del acto del 17 de octubre en Santa Rosa, La Pampa

Puesta en escena del acto del 17 de octubre en Santa Rosa, La Pampa

En ambos casos, La Plata y Mar del Plata, estará la mano logística del Instituto Patria. En todo episodio que involucra a la ex presidente, está la mano de Oscar Parrilli y su staff.

En el cierre marplatense habrá intendentes y gobernadores, una foto de familia grande, y mensaje de apoyo a Fernanda Raverta, dirigente de La Cámpora, y candidata a intendente que es quien tiene el escenario más complicado: quedó 10 puntos abajo de la sumatoria de Juntos para el Cambio, interna que ganó Guillermo Montenegro.

En la previa, se analizó un acto en la 9 de julio pero Mauricio Macri ya había anunciado su 19-O y no era lo mejor hacerlo a mitad de semana. Luego se evaluó un estadio pero también se desechó.