Política

Cristina reclamó a la Corte que actúe por el editorial de un periodista

Cristina reclamó a la Corte que actúe por el editorial de un periodista

La vicepresidenta, Cristina Kirchner, salió a reclamarle a la Corte Suprema de Justicia para que tome cartas en la supuesta persecución de dirigentes opositores durante la etapa macrista a la que el kirchnerismo denomina “lawfare”. Lo hizo a través de diez mensajes de twitter, que publicó el miércoles por la tarde en su cuenta de la red social. En el final de esa comunicación habló de “la necesidad de volver a poner a la Justicia en la senda que la República impone”. Una frase que sonó a advertencia tres días después del anuncio del presidente Alberto Fernández, quien en el Congreso anticipó el envío de un proyecto de reforma judicial.

En ese hilo de tuits, Cristina aludió a un editorial que el periodista Carlos Pagni hizo el martes en su programa Odisea que emite el canal La Nación +. El columnista del diario dijo entonces que “los jueces de Comodoro Py empezaron a hacer un uso compulsivo, indiscriminado y violatorio de las prisiones preventivas cuando el diario La Nación, un domingo, estuvo por publicar las fotos de todos los jueces federales que eran responsables de la impunidad del kirchnerismo”. A continuación, agregó que “varios magistrados pensaron que debían producir una noticia para desplazar esa tapa, y metieron preso a Ricardo Jaime”.

Cuando aún no había terminado el programa, la estructura propagandística que respalda al kirchnerismo en algunos medios y en las redes sociales comenzó a reproducir los conceptos de Pagni para justificar la teoría del “lawfare” y la antojadiza confabulación entre integrantes de la Justicia y medios de comunicación. En la misma línea, veinticuatro horas después, aparecieron los tuits de la vicepresidenta.

“Dicen que una verdad a medias es una mentira y resulta que lo que no contó el conocido periodista es que justamente ese domingo, 3 de abril de 2016, en el que supuestamente iba a aparecer la famosa tapa con los jueces de Comodoro Py era el mismo domingo en que se iba a dar a conocer a nivel mundial el escándalo de los Panamá Paper's en el que estaba directamente involucrado el entonces presidente Mauricio Macri. Fue por eso que el juez Ercolini, el día anterior, ordenó la detención del ex funcionario", tuiteó Cristina.

“La verdad completa es que: o metían preso a un ex funcionario o publicaban la tapa con la foto de los jueces. El objetivo era el mismo: tapar y encubrir a Macri en un escándalo que provocó la renuncia de presidentes, primeros ministros y ministros en todo el mundo”, especuló la vicepresidenta en otro mensaje.

Horas después de los tuits de la vicepresidenta, Pagni escribió una columna en el diario La Nación aclarando su postura. Con el título “Cristina Kirchner y la falsa coartada del lawfare”, el periodista señaló que “la historia fue distinta. Los jueces de Comodoro Py no necesitaban recibir órdenes para pedir la captura de funcionarios de los Kirchner porque tenían un imperativo mucho más poderoso. Muchos de ellos, con poquísimas excepciones, corrían el riesgo de que se advirtiera que, durante 12 años, habían sido parte de la mega corrupción kirchnerista como proveedores de impunidad de los sospechosos”, aseguró.

Pagni explicó además que La Nación publicó dos notas el domingo 3 de abril de 2016. “Una con el título ‘Los jueces federales recobran su centralidad’, y la otra como ‘Comodoro Py, uno por uno’. Para realizarlas, los periodistas formularon consultas en los juzgados. Esas consultas despertaron en los magistrados la preocupación de que quedara expuesta su inacción de tantos años. En este contexto, se precipitó la captura del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, en una causa por la compra de material ferroviario a España y Portugal, que seguía el juez Julián Ercolini”. Aclara así el periodista que los artículos fueron publicados y no que el diario “estuvo por publicar” las notas con la imagen de los jueces.

Ricardo Jaime, secretario de Transporte durante la gestión de Néstor Kirchner, fue condenado a prisión por coimas y por abuso de autoridad en la tragedia ferroviaria de Once. En la misma línea, también fue condenado por hechos graves de corrupción el ex secretario de Obras Públicas, José López, a quien se detuvo con bolsos que contenían cerca de nueve millones de dólares. Mejor suerte tuvo su jefe directo, Julio De Vido, quien el miércoles ya había recuperado totalmente su libertad al ser beneficiado en la causa por corrupción en la administración de la mina de Río Turbio.