Política

El día que Cristina Kirchner defendió la reducción de miembros de la Corte y criticó la división en salas

El día que Cristina Kirchner defendió la reducción de miembros de la Corte y criticó la división en salas

Cristina Kirchner es la principal interesada en introducir para aumentar el número de integrantes de la Corte Suprema y en su funcionamiento, en el marco de la reforma judicial que el miércoles anunció el presidente Alberto Fernández en conferencia de prensa.

Sin embargo, cuando era primera dama y presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado estuvo al frente de los cambios para modificar la composición del Máximo Tribunal, compuesto por siete miembros, al número de cinco jueces como se conforma actualmente.

"Estamos ante un hecho que si debiera agregarle un adjetivo tendría que ser el de inédito, porque en realidad, es la primera vez en toda la historia de la República Argentina que alguien, pudiendo nombrar dos miembros de la Corte sin modificar una sola coma del ordenamiento legal vigente, renuncia a ello y retoma el camino de los cinco miembros", afirmaba la entonces legisladora en la sesión del 22 de noviembre de 2006.

El proyecto fue tratado en el recinto luego de obtener un dictamen unánime en comisión a partir de varios proyectos, entre los que se encontraba uno de la propia Cristina Kirchner, quien en su intervención buscaba dejar en claro que el gobierno de Néstor Kirchner a este "toma y daca" que ejercieron todos los Jefes de Estado para designar al presidente de la Corte.

Con un Miguel Ángel Pichetto al frente del bloque del Frente para la Victoria, la entonces senadora por Santa Cruz Cristina defendió la reducción de jueces y cuestionó a quienes argumentaban que el Tribunal se dividida en salas, una de las propuestas de la iniciativa del actual Gobierno para introducir cambios en el funcionamiento del Máximo Tribunal.

En este punto, argumentaba que "se rompería  el criterio del tribunal único e intérprete definitivo de la constitucionalidad de las leyes si se rompía la voluntad colectiva de la Corte", al hacer alusión al intento de reforma durante el gobierno de Arturo Illia

"Estamos a la luz del desarrollo histórico de los acontecimientos", afirmaba. Y ponía su toque irónico al recordar que todas las iniciativas surgieron de los gobierno radicales de Arturo Frondizi, Illia y Raúl Alfonsín. "Vinieron siempre del mismo lado", decía. Y exponía que "el argumento que lidera todas las modificaciones" era "darle mayor agilidad a la Justicia".

Finalmente, el hecho histórico se concretaría con una la votación en el Senado de 56 votos a favor y sólo dos abstenciones. Tiempo después seguiría su curso parlamentario y se convertiría en Ley en la Cámara de Diputados.