Política

El Gobierno organiza una nueva prueba del escrutinio provisorio, para resolver las fallas que tuvo Smartmatic en las PASO

El Gobierno organiza una nueva prueba del escrutinio provisorio, para resolver las fallas que tuvo Smartmatic en las PASO

El Gobierno realizará este sábado una "prueba interna" para testear el software de Smartmatic, que funcionó "de forma totalmente defectuosa" en sus módulos de fiscales y difusión de resultados, durante el escrutinio provisorio de las PASO, según planteó el informe que elevó el veedor judicial a la jueza María Romilda Servini de Cubría.

Desde el Gobierno aclararon que "no es un simulacro" de escrutinio provisorio, "porque no vamos a transmitir desde escuelas o centros del correo. Se va a trabajar sobre el sistema del recuento provisorio, para ir probando las mejoras que fue introduciendo la empresa", dijo una fuente oficial.

La "prueba interna" tendrá presencia del personal de la Dirección Nacional Electoral, el Correo Argentino, Smartmatic y los veedores judiciales. Se hará en los dos centros de cómputos del Correo (Barracas y Monte Grande), con casi 2.000 personas contratadas por Smartmatic, que cargarán los datos y realizarán la difusión de resultados, pero sin transmisión de telegramas desde las escuelas.

Esta prueba no estaba prevista originalmente en el pliego de licitación para prestar el servicio del escrutinio provisorio, que ganó Smartmatic; pero se decidió realizar este sábado, entre las 10 y las 15 horas, ante las fallas que hubo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

El informe del veedor judicial Juan Franchino fue muy duro en cuanto a la demora en la difusión de los resultados del escrutinio provisorio de las PASO: diferenció el rol cumplido por el sistema de escaneo y transmisión de telegramas, que funcionó correctamente; del sistema de recuento provisional de resultados, que falló totalmente ese domingo 11 de agosto.

En ese informe judicial, Franchino afirmó que el sistema de transmisión de telegramas funcionó correctamente y se podían haber difundido los primeros resultados de las elecciones a las 21.15 horas, del domingo de las PASO, ya que en ese horario "se había superado la cantidad de telegramas exigidos por el juzgado". Ese piso era del 10% de resultados en la Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Sin embargo, como el sistema de recuento provisional de resultados "funcionó de forma totalmente defectuosa", "a pesar de tener información suficiente a las 21.15 horas, no pudo dar información hasta las 22.30 horas", planteó el informe firmado por el veedor judicial, que además es director general de Tecnología del Consejo de la Magistratura. Y agregó que "no se pudo poner a funcionar en la sala de veedores" el sistema de recuento provisional de resultados; que "funcionó sólo un rato en las terminales de los fiscales"; y que "tuvieron que bajar la aplicación de fiscales".

Por eso, para la prueba interna de este sábado, la empresa Smartmatic modificó el software que se va a utilizar en el escrutinio provisorio, independizando los módulos de fiscales y difusión de resultados, para evitar que se reiteren los problemas que hubo en las PASO. Habrá presencia del Gobierno, Smartmatic y los veedores judiciales; pero no habrá fiscales partidarios ni prensa, que recién podrán participar del próximo simulacro, que se hará el sábado 5 de octubre.

La jueza Servini de Cubría estableció que los veedores judiciales "deberán presentarse a cumplir su tarea con relación a las múltiples actividades, procesos y subprocesos que se susciten en las pruebas", para "garantizar una mayor certidumbre a todas las agrupaciones políticas".

Los veedores judiciales supervisarán ambas pruebas y también estarán en las elecciones generales del 27 de octubre, ante un pedido del Frente de Todos para apartar a Smartmatic del escrutinio provisorio.