Política

El Gobierno quiere reactivar el acuerdo político: convocará a Roberto Lavagna y a Juan Schiaretti

El Gobierno quiere reactivar el acuerdo político: convocará a Roberto Lavagna y a Juan Schiaretti

La reaparición pública de Cristina Kirchner y las elecciones en Córdoba generaron un receso en el avance del acuerdo político que impulsa el Gobierno con la oposición. Para reactivarlo, la Casa Rosada buscará concretar reuniones con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, y con el gobernador reelecto de Córdoba, Juan Schiaretti, dos referentes clave de la "ancha avenida" que cuestionan a Mauricio Macri pero también se resisten a la ex presidenta. 

Según confiaron en Casa Rosada, ya hubo contactos informales y la intención del Gobierno es convocar a ambos dirigentes "en los próximos días". Todavía no está definido quién será el anfitrión y el formato de esos encuentros, si bien hasta el momento quien lideró las reuniones fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Incluso cuando pasó un precandidato a presidente, Daniel Scioli. ¿En este caso será Macri quien se ponga al frente de la negociación? Nadie lo descarta. 

Tampoco está claro si serán reuniones separadas, teniendo en cuenta que ambos trabajan en Alternativa Federal en la construcción de una oposición al Gobierno y también al kirchnerismo. 

En tándem con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien delimita el alcance de la convocatoria; Frigerio lleva adelante el diálogo con los gobernadores y en simultáneo también trabaja con su par de Producción y Trabajo, Dante Sica, en otro encuentro con la CGT.

Por lo pronto, el ministro habló con Lavagna y con su hijo -y diputado nacional- Marco Lavagna, y con Juan Schiaretti tras su triunfo en Córdoba. Aunque no lo descartan, en Interior ven "difícil" que se pueda hacer una reunión entre jueves y viernes, Y apuntan a cerrarla para la próxima semana. 

En el Gobierno rescatan que tanto Schiaretti como Lavagna dieron señales de estar dispuestos a entablar una conversación seria y sensata con el Presidente, "sin especulaciones", como analizó un funcionario con despacho en Casa Rosada. 

En ese sentido, remarcan las diferencias en las respuestas de ambos con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa ("Criticó casi todo y no se mostró abierto a un acuerdo", dicen), y con el "ninguneo" de Cristina.

De todos modos, mientras con el tigrense parecen agrandarse las diferencias y enfriarse el diálogo, a partir del operativo mediático del kirchnerismo para impulsar su regreso a filas de Cristina, de la ex mandataria esperan una respuesta formal a la carta del jefe de Estado, a través de Alberto Fernández. 

Con el punteo de temas que ya acercaron algunos gobernadores, y las propuestas que hagan los opositores que todavía no desfilaron por Casa Rosada, la idea del Gobierno es redactar un documento final con los acuerdos logrados

"Estamos trabajando para lograr un documento consensuado. No imaginamos ni foto final ni firmas. Lo que buscamos es darle una señal al mundo, a los mercados y a los inversores de que la mayoría de la dirigencia política argentina está de acuerdo con algunos puntos básicos", dijeron desde Interior.