Política

El Senado convirtió en ley un proyecto del asesinado diputado Héctor Olivares

El Senado convirtió en ley un proyecto del asesinado diputado Héctor Olivares

Fue el mejor homenaje posible al asesinado diputado por la UCR de La Rioja, Héctor Olivares. Como había sucedido en Diputados días atrás, en la sesión de este miércoles el Senado votó en forma unánime y de esa manera convirtió en ley un proyecto de Olivares, para que los alumnos del tercer año de los colegios secundarios juren lealtad a la Constitución Nacional.

La iniciativa fue aprobada por pedido de la senadora riojana Inés Brizuela y Doria, quien le dedicó a Olivares unas sentidas palabras, y pidió alterar el orden de la sesión para votar el proyecto en primer lugar.

La flamante ley establece que dentro del calendario escolar, el primer día hábil posterior al 1° de mayo -que es el Día de la Constitución Nacional- los alumnos de tercer año de todas las escuelas medias del país juren promesa y lealtad a la Carta Magna.

Diputado nacional Héctor Olivares. Fue asesinado.

Diputado nacional Héctor Olivares. Fue asesinado.

“Esta es una iniciativa que busca el noble objetivo de inspirar en nuestros niños y jóvenes no sólo el conocimiento, sino el amor por nuestra Constitución Nacional”, destacó Brizuela y Doria, tras definir a Olivares como “uno de esos hermanos que a veces la vida te regala”.

El otro senador radical por la Rioja y amigo de Olivares, Julio Martínez, también le rindió homenaje y sostuvo que lo sucedido “nos enlutó a todos, a toda la democracia, a todas las instituciones, a todos los argentinos”.

“Todos sus amigos sentimos un terrible desamparo, porque él era el que nos cuidaba a todos”, sostuvo Martínez.

Olivares fue herido de muerte en la mañana del 9 de mayo (falleció tres días después) en la plaza de los Dos Congresos, en un brutal ataque en el que cayó asesinado en el acto su amigo Miguel Yadón.

A su turno, el jefe de la bancada de Argentina Federal, Miguel Pichetto, reclamó mayor seguridad en la zona por parte de la Policía de la Ciudad.

Definió al barrio de Congreso como "el Bronx" (en alusión a la fama de pasado violento de ese distrito neoyorkino) y dijo que se había trasladado la misma inseguridad que ya asola a Balvanera y Constitución.