Política

Jair Bolsonaro vuelve a discrepar con Alberto Fernández y dice que la reunión del 1° de marzo está confirmada

Jair Bolsonaro vuelve a discrepar con Alberto Fernández y dice que la reunión del 1° de marzo está confirmada

El presidente brasileño Jair Bolsonaro reafirmó ayer su interés en conversar pronto con su colega Alberto Fernández, dio por confirmado que el primer encuentro entre los dos presidentes será el 1° de marzo en Montevideo.

Bolsonaro también dijo que si el equipo económico de su país puede ayudar a Argentina en sus negociaciones con el FMI lo hará, ya que quiere “un socio comercial fuerte y no bolivariano”.

En la noche de un jueves agitado en el que anunció una mini reforma ministerial en la que cambió a su jefe de Gabinete de ministros, Bolsonaro habló en vivo por una red social.

En ese marco, se refirió con elogios a los resultados de la reunión que mantuvo el miércoles con el canciller argentino, Felipe Solá, en el Palacio del Planalto. Solá había ido acompañado del embajador Daniel Scioli y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

“En la semana recibí al canciller argentino, Felipe Solá. Fue un encuentro muy tranquilo, amistoso, cordial, tuvo muchos momentos de informalidad. Él habló de los problemas económicos de Argentina. Argentina está buscando el apoyo de Brasil con el FMI. Lo que nuestro equipo económico aquí en Brasil pueda ayudar a Argentina va a ayudar.

Al final de cuentas, Argentina es el mayor socio comercial en América del Sur, creo que el cuarto en el mundo, y nos interesa que Argentina sea fuerte”, dijo Bolsonaro.

Enseguida, el mandatario ultraconservador dijo que quiere una Argentina fortalecida “defendiendo la libertad y la democracia” y aseguró que “cerré un compromiso” con Solá que “el día 1° de marzo, ahora, estaré en la asunción del presidente de Uruguay y vamos a separar el tiempo para que yo pueda conversar con el presidente de Argentina, el señor Fernández”.

Bolsonaro agregó que “si Dios quiere todo va a andar muy bien” y reiteró que lo que Brasil pretende no es “una América del Sur bolivariana, sino una Argentina fuerte, un Uruguay, un Paraguay fuertes, un Brasil fuerte. Eso es lo que queremos”.

También en referencia a la cumbre con Alberto Fernández, Bolsonaro señaló que “si Dios quiere esperamos entendernos muy bien en ese primer encuentro nuestro con el presidente argentino en suelo uruguayo”.

Previamente, en diálogo con periodistas en la puerta de la residencia oficial de la La Alvorada, Bolsonaro elogió la reunión que mantuvo con Solá, indicando que el canciller argentino le había traído “una buena noticia: se va empeñar en aprobar el acuerdo Mercosur-Unión Europea y tenemos otros acuerdos también andando, con Japón, Corea. Fue una conversación muy saludable”.

Bolsonaro dijo también que “guardando las debidas proporciones, Argentina está peor que nosotros” e indicó que “nosotros queremos ver a Argentina crecer”.

El presidente de Brasil, en tanto, deslizó críticas al papa Francisco, quien ayer recibió al ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y a quien atribuyó declaraciones favorables a una internacionalización de la Amazonia, una posición que históricamente hiere la sensibilidad del gobierno y los militares brasileños, en todas las épocas.

“El papa Francisco dijo ayer que la Amazonia es de él, de todo el mundo. Por coincidencia estaba ayer con el embajador argentino (por Solá). Miren, el Papa será argentino, pero Dios es brasileño”, concluyó Bolsonaro.

Brasilia. Corresponsal