Política

La noche romántica y porteña de Jair Bolsonaro: fue a ver un show de tango con su mujer

La noche romántica y porteña de Jair Bolsonaro: fue a ver un show de tango con su mujer

La breve visita de Estado que hizo Jair Bolsonaro a la Argentina entre la mañana del jueves y la de este viernes no impidió que el mandatario de Brasil solicitara un rato a solas con su mujer Michelle de Paula, al finalizar su maratónica agenda. 

Al caer la noche su deseo se le hizo realidad. La pareja presidencial dejó de lado a toda su comitiva: siete ministros, un gobernador, legisladores, entre ellos su hijo Eduardo, funcionarios y asistentes. Solos, y acompañados únicamente por un cuerpo de seguridad, los Bolsonaro disfrutaron de una noche en en Señor Tango, el emblemático local de Barracas, super turístico. Allí se cena y se ofrece un espectáculo que, en el mundo está catalogado como "uno de los más impresionantes".

Hasta ahora no trascendieron fotos de la salida privada de la pareja. Los Bolsonaro volvieron al hotel pasadas las 23, supo Clarín de altas fuentes de ambos países. 

Con Michelle de Paula -así dijo querer llamarse la primera dama- se mostró todo el tiempo de la mano, igual que lo hacen los Macri. A Bolsonaro se lo vio todo el tiempo de buen humor en Argentina. Aquí había empezado con una ofrenda floral en la plaza San Martín con el canciller Jorge Faurie, siguió con sus reuniones de rigor con Mauricio Macri en la Casa Rosada, y a quien le dio un elocuente apoyo electoral en plena campaña. Terminó en el hotel Alvear, donde se alojó, con una reunión con empresarios.

El presidente de Brasil nunca había estado en la Argentina antes. Y la primera dama -su segunda esposa, y con quien se muestra muy enamorado-  hizo muy pocos viajes al exterior de Brasil. Se conocieron siendo ella era funcionaria del Congreso, y el ex capitán de Ejército, diputado. Ambos tienen hijos de sus primeros matrimonios, y una en común, Laura. 

Bolsonaro, que durante la campaña electoral a presidente basó su mensaje en un contenido ultraderechista que le cosechó enemigos en la polarizada sociedad brasileña, surgió un atentado con un cuchillo que lo obligó a duras intervenciones quirúrgicas. En Buenos Aires en cambio se mostró relajado con la seguridad a su alrededor, aunque no así quienes lo cuidaban. El despliegue de policías en la Casa Rosada y en el hotel Alvear fue grande. Las manifestaciones en su contra fueron menores a las que se esperaban y frente a la Rosada lo vitorearon

Funcionarios aeroportuarios contaron a este diario que este viernes agradeció a Faurie y al jefe de ceremonial Marcelo Suárez Salvia. Era más de las 6 de la mañana y poco después partió su avión de regreso a Brasil.

En uno de los tuits últimos desde este país, escribió: "Concluimos nuestra visita a Buenos Aires con avances concretos y la certeza de que los lazos entre Brasil y Argentina están fortalecidos. Nuestros países están dispuestos a cooperar cada vez más en pos del a libertad y la democracia de nuestro continente Hasta la próxima hermanos!". Y publicó los emojis de una bandera de Brasil, otra de Argentina y dos manos apretadas".

Bolsonaro y su mensaje para despedirse de Argentina tras su paso por el país

Bolsonaro y su mensaje para despedirse de Argentina tras su paso por el país