Política

La polémica por los testeos: Axel Kicillof cruzó a la Ciudad por las quejas de los intendentes

La polémica por los testeos: Axel Kicillof cruzó a la Ciudad por las quejas de los intendentes

En uno de los momentos calientes de la conferencia de prensa en la que el presidente Alberto Fernández presentó la nueva extensión de la cuarentena, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo que en la Provincia ya se habían hecho 60.000 testeos para determinar la presencia de coronavirus​ y que los casos por habitante eran muchos menos que los que se detectaron en la Capital Federal.

La declaración de Kicillof llegó para contrastar con la información que había dado unos minutos antes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta ​y también, según dijo el mismo gobernador, como forma de responder a las publicaciones de los medios que reflejaban que en Buenos Aires se hacían pocos testeos.

En rigor, fue el propio Daniel Gollán, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, quien le había dicho hace dos semanas a Diego Santilli, vicejefe de Rodríguez Larreta, que en la Provincia se habían hecho apenas 53 tests, y unas 28.000 entrevistas con personas en barrios vulnerables.

Cuando Clarín reveló ese diálogo, fueron varios los intendentes del Conurbano que llamaron a funcionarios bonaerenses para pedirles que salieran a decir que la cantidad de casos por habitante en la Provincia era menor que en la Ciudad.

Ese pedido llegó acompañado con un documento en el que los intendentes hicieron una lista de contagios en los municipios del Conurbano, para contrastarlos con los datos de la Ciudad de Buenos Aires y mostrar que la incidencia del COVID-19 en la Provincia es mucho más baja que la de la Capital Federal.

En ese documento, al que accedió Clarín, se sostiene que "la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con algo más de 2.800.000 habitantes, tiene al 4 de junio 9.318 casos confirmados de coronavirus, situación que le asigna una tasa muy significativa si se mide de acuerdo con el índice de "contagios cada 100 mil habitantes", un standard aceptado como el más demostrativo entre los especialistas: la tasa porteña de casos positivos es de 332,7".

Según el texto, esa incidencia "supera en dos veces y media al distrito bonaerense del AMBA con tasa más alta, que es Avellaneda, con 125,7 positivos cada 100 mil habitantes". "También es tres veces y media superior a Quilmes, que tiene 94,17 contagios cada 100 mil habitantes de población y más que cuadriplica a San Martín, en donde hay 77,13 de índice según el criterio establecido".

En la conferencia en Olivos, en la que se había acordado mostrar los acuerdos que existían entre la Ciudad y la Provincia luego de las tensiones que habían surgido previo a la anterior extensión de la cuarentena, Kicillof citó las cifras del documento de los intendentes, aunque sin dar detalles de cada municipio.

Este jueves, además, el Ministerio de Salud de la Nación difundió datos que sirven para sostener la otra cifra que dio Kicillof: la cantidad de testeos. Según los datos de Salud, en la Provincia se hicieron 65.675 testeos hasta ahora. En la Ciudad, por su parte, informan que se llevan acumulados 39.348 testeos. En este caso, entonces, la proporción se invierte, porque en la Ciudad se hicieron muchos más testeos por cada 100.000 habitantes que los que se realizaron en la Provincia.