Política

Pasan a disponibilidad a tres jefes de la Gendarmería en Neuquén por el presunto espionaje ilegal a mineros en huelga

Pasan a disponibilidad a tres jefes de la Gendarmería en Neuquén por el presunto espionaje ilegal a mineros en huelga

En su edición de ayer, Clarín difundió un parte de Inteligencia de la Gendarmería Nacional, calificado como "Secreto", emitido por un sector de la fuerza que revista en la llamada Región V, Patagonia.

Ese informe mostraba, siempre de acuerdo a su contenido explícito, que miembros de lo que se denomina "Centro de Reunión de Información, Neuquén", realizó tareas de espionaje a trabajadores de la minera de oro y plata de la localidad Andacollo.

Los empleados de la compañía Trident Southern Explorations, que explotaba un yacimiento en ese distrito, llevaban meses de protestas debido a la falta de pagos de sus sueldos. El informe de la Gendarmería sólo alude a las actividades gremiales que realizaron, y que realizarían los mineros.

Todo culminó con la rescisión de la concesión estatal a ese negocio, debido a los incumplimientos laborales de Trident, entre otras irregularidades.

El artículo 4, inciso 2 de la Ley de Inteligencia estipula que ningún organismo público puede "obtener información" a través del espionaje sobre personas "por el solo hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, u opinión política, o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales...", más otras restricciones de ese estilo.

A pocas horas de publicado ese parte de Inteligencia en este diario, el Ministerio de Seguridad, al mando de Sabina Frederic, ordenó pasar a disponibilidad a tres de los jefes de Gendarmería que tenían bajo su órbita el control en Andacollo, objetivo de los agentes secretos de esa fuerza.

Documento gendarmeria

Documento gendarmeria

La información fue confirmada por fuentes oficiales vinculadas a esta trama, que además explicaron que a los gendarmes bajo sospecha se les inició un sumario interno que buscará determinar por qué pasó lo que pasó. Esas mismas fuentes aseguraron que más gendarmes de Neuquén podrían terminar apartados de sus tareas hasta que se conozca al detalle cuál fue el motivo por el que se habría espiado a los gremialistas de Trident.

El caso recién empieza a desarrollarse y se aceleró debido a la rápida decisión que tomó Frederic.

Aun así, y quizás por eso mismo, la polémica política continuará.

Ocurre que el documento de Inteligencia del "Centro de Reunión" de Neuquén de Gendarmería era uno de los puntos conflictivos que querían tratar en el Congreso diputados de la oposición.

El vicepresidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, el radical Álvaro de Lamadrid, había incluido el tema, aunque sin detalles, en un pedido de interpelación a Frederic. La funcionaria fue convocado a brindar explicaciones no solo por lo que ocurrió en Neuquén, si no también por otros casos de posibles abusos de fuerzas policiales durante el aislamiento obligatorio que se impuso en todo el país debido a la pandemia de Coronavirus.

Tanto el diputado De Lamadrid como los otros once legisladores que firmaron su resolución, insisten en que el escándalo por el espionaje ilegal en Neuquén no debe cortarse solo en los miembros de la Gendarmería que pasaron a disponibilidad. Insisten en que la responsabilidad final la tiene Frederic.

La ministra Sabina Frederic en febrero pasado, durante una entrevista con Clarín. FOTO JUAN MANUEL FOGLIA

La ministra Sabina Frederic en febrero pasado, durante una entrevista con Clarín. FOTO JUAN MANUEL FOGLIA

Ella lo niega. Voceros de Seguridad aseguraron que la rápida respuesta, es decir, el pase a disponibilidad de los jefes del "Centro de Reunión (de información)" de Neuquén, es una prueba de que el Gobierno no avalará prácticas de Inteligencia por fuera de la Ley.

El debate se acaba de abrir.

El parte secreto de Inteligencia difundido en exclusiva por Clarín desarrolla una síntesis de los conflictos gremiales que se desataron en Trident en abril del año pasado. Y describe, como si hubiesen existido "infiltrados" entre los verdaderos trabajadores mineros, detalles de las acciones de mayor actualidad que tomaron los manifestantes que reclamaban por sus sueldos, como el corte de rutas.

El informe incluye fotos de diferentes manifestaciones en Trident. Y termina con el título "POSIBLE EVOLUCION". A partir de allí el parte de Inteligencia anuncia lo que los trabajadores harían en un futuro próximo: "En caso de no obtener respuestas a sus peticiones, endurecerían las medidas de protesta, continuando con la modalidad del corte sobre la RN 40 y se trasladarían, desde Chos Malal, parte de los manifestantes hacia la Casa de gobierno de la Ciudad de Neuquén, el día 29ABR" (sic).

El pase a disponibilidad de los gendarmes es una novedad que impactará en una fuerza que se ganó el respeto de la Justicia y de las autoridades políticas.

Una de claves de los espías es que deben actuar bajo confidencialidad, Y secreto, tal como se calificó al parte de Inteligencia sobre Trident que perdió esa categoría, justamente, cuando Clarín lo transformó en un texto con cualidad contraria: se hizo público.