Política

Planes sociales con vencimiento y poliamor peronista

Planes sociales con vencimiento y poliamor peronista

Poco social

Mauricio Macri sigue adelante con su caravana por 30 ciudades con el #SiSePuede y realizando una propuesta por día: eso sí, que hará efectivas si llega a ser reelecto y no, en lo que queda de su mandato constitucional hasta el 10 de diciembre. Una de las propuestas que se está cocinando en el laboratorio electoral del Presidente tiene que ver con los planes sociales. ¿Cómo sería esto? que quienes tengan un plan social deberán renovarlo cada dos años, debiendo acreditar cada 730 días con certificados sus condiciones para seguir usufructuando dicho plan. La medida apunta a generar empatía en los miembros de la clase media, enojados con el grueso número de beneficiarios que poseen planes sociales y que reclaman, desde una modificación de ese derecho hasta su eliminación lisa y llana.

Mauricio Macri  en Olivos, anunciando un índice de pobreza. Foto AFP

Mauricio Macri en Olivos, anunciando un índice de pobreza. Foto AFP

Entre los que proponen modificar el esquema de planes figuran importantes ministros del actual gobierno nacional, que creen que solo se ha logrado (con la política de planes sociales) alimentar política y económicamente a organizaciones sociales afines al kirchnerismo. Pero donde esa posible propuesta de Mauricio Macri hizo ruido fue en la Ciudad de Buenos Aires, pues en caso de que la idea macrista despierte la reacción enojosa de las “orgas” podría devenir en más cortes y piquetes, algo que en el campamento de Horacio Rodríguez Larreta preocupa, de cara a la elección de Jefe de Gobierno porteño, peleada entre “Juntos por el Cambio” y Matías Lammens, el postulante capitalino del “Frente de Todos”. Circulando…

Mauricio Macri. Foto Bloomberg

Mauricio Macri. Foto Bloomberg

Todos unidos

Donde la caravana también sigue es en el seno del peronismo de la provincia de Buenos Aires donde, el último lunes, hubo asado multitudinario en Lomas de Zamora. El presente lo dieron varios intendentes, otros tantos postulantes a gobernar distritos que hoy posee Cambiemos, la dirigencia de La Cámpora -con Máximo Kirchner y Wado De Pedro- más Sergio Tomás Massa y el anfitrión, el alcalde Martín Insaurralde, quien dispuso achuras, matrimonio (chorizo y morcilla), asado y vacío. La reunión fue distendida, sin definiciones políticas de peso y todo teñido por el buen humor: es que el “poliamor” reina hoy entre las tribus peronistas, tras las PASO y camino a la elección general del 27 de octubre, gracias a “la unidad” de todo el peronismo.

Máximo Kiorchner, Sergio Massa, Héctor Daer, Wado De Pedro compartieron un acto con intendentes en Lomas de Zamora, invitados por Martín Insaurralde.

Máximo Kiorchner, Sergio Massa, Héctor Daer, Wado De Pedro compartieron un acto con intendentes en Lomas de Zamora, invitados por Martín Insaurralde.

Por eso, las risas crecieron cuando en un televisor que estaba en el quincho, empezó a verse un informe periodístico donde se especulaba con los posibles miembros del gabinete de Alberto F. y de Axel Kicillof. Así fue que, ante cada posible ministro que se anunciaba, comenzaban las risas: “Este es mío, gané”, rió un camporista al ver la cara de Wado. Pero de inmediato, al verse el rostro de un “albertista puro”, un intendente saltó: “¡Ganamos nosotros!”. Así siguió durante todo el informe y cada una de los clanes festejó o lamentó, entre carcajadas, la obtención de un ministerio para su “familia”. Ahora, habrá que ver si tanto “poliamor” sigue fluyendo cuando se sepan, los ganadores y los perdedores en la lucha ministerial, de triunfar el Frente de Todos. Soltar…

Máximo Kiorchner, Sergio Massa, Héctor Daer, Wado De Pedro compartieron un acto con intendentes en Lomas de Zamora, invitados por Martín Insaurralde.

Máximo Kiorchner, Sergio Massa, Héctor Daer, Wado De Pedro compartieron un acto con intendentes en Lomas de Zamora, invitados por Martín Insaurralde.

Gemelos

Otra cosa sucedió el último sábado, en una de las marchas de “Juntos por el Cambio”. El dirigente de la Coalición Cívica-ARI, Hernán Reyes, caminaba entre la multitud cuando, de repente, una mujer lo tomó del hombro y le dijo emocionada: “¡Sos bárbaro en la tele, tenés que seguir yendo, lo hacés muy bien, Santoro!”. Luego de la felicitación, la mujer partió contenta entre la gente pero el lilito Reyes la corrió y le aclaró: “Pará, pará, te agradezco mucho pero yo no soy Leandro Santoro”. La dama confundió a Reyes con Leandro Santoro, el radical K que fatiga programas de radio y TV defendiendo lo hecho por el kirchnerismo y que ahora -obviamente- respalda la postulación de Alberto Fernández.

Hernán Reyes y el equipo de la CC-ARI en Capital.

Hernán Reyes y el equipo de la CC-ARI en Capital.

Entonces el diputado oficialista le aclaró: “Leandro es un amigo, pero es kirchnerista. Todo bien, pero soy Reyes...”. “Ay, siiiii -gritó la adherente al macrismo- me los confundo porque los dos son jóvenes y tienen el pelo largo... ¡pero yo te quiero a vos!”. Así, hubo selfie, abrazo, beso y todos al acto. Parecidos no es lo mismo...

Leandro Santoro llegando al domicilio Alberto Fernandez. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Leandro Santoro llegando al domicilio Alberto Fernandez. Foto Rolando Andrade Stracuzzi