Política

Quiénes eran José Ignacio Rucci y Saúl Ubaldini

Quiénes eran José Ignacio Rucci y Saúl Ubaldini

Los nombres de tres dirigentes gremiales fueron destacados por el presidente electo Alberto Fernández, junto con el de Eva Perón, en el acto en la Confederación General del Trabajo: Felipe Vallese, uno de los primeros desaparecidos de la historia argentina; y dos secretarios generales de la CGT, Saúl Ubaldini y José Ignacio Rucci.

Fue "el gran motor de la vuelta de Perón a la Argentina", dijo Alberto Fernández, sobre Rucci, ante los dirigentes gremiales de la CGT. El ex jefe de esa organización era un dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y hombre de confianza de Juan Domingo Perón. Lo recibió en el aeropuerto de Ezeiza, en noviembre de 1972, recién llegado de su exilio. La foto de ese hecho se popularizó porque caía una fina lluvia y se lo ve a Perón bajo el paraguas de Rucci.

Rucci fue asesinado el 25 de septiembre de 1973 por las guerrillas de Montoneros y FAR, cuando salía de su casa en el barrio porteño de Flores. Ese hecho se conoció como "Operación Traviata", porque su cuerpo recibió 23 impactos de bala, la misma cantidad de agujeritos que tenían esas galletitas. El crimen de Rucci provocó la ruptura entre el entonces presidente Perón con Montoneros y FAR.

Alberto Fernández también recordó a otro referente de la UOM, durante su acto en la CGT: Felipe Vallese, dirigente de la Juventud Peronista, que fue secuestrado y desaparecido en 1962, durante el gobierno de facto de José María Guido. Al momento de su secuestro, Vallese era delegado gremial de la fábrica TEA, ubicada en el barrio porteño de Flores, tenía sólo 22 años y se convirtió en uno de los primeros desaparecidos de la Argentina.

Y el tercer gremialista mencionado por Alberto Fernández fue Saúl Ubaldini. Líder del gremio de los Cerveceros, fue elegido jefe de la CGT Brasil, en 1980. Al año siguiente organizó una huelga general contra la dictadura y encabezó una marcha a la Iglesia de San Cayetano, bajo el lema "Paz y Trabajo".

Durante el gobierno de Alfonsín, Ubaldini fue un férreo opositor y le hizo 13 paros generales. Uno de sus contrapuntos más recordados fue cuando Alfonsín dijo que "el país no está para mantequitas y llorones", en referencia a Ubaldini; y éste le respondió, en una marcha de la CGT, que "llorar es un sentimiento, pero mentir es un pecado".

Ubaldini fue secretario general de la CGT hasta el año 1992. Luego fue diputado nacional del PJ, entre 1997 y 2005. Falleció al año siguiente de un cáncer de pulmón, cuando era asesor del Ministerio de Planificación, encabezado por Julio De Vido, durante la presidencia de Néstor Kirchner.

PDL