Política

Sigue la polémica: ahora Sergio Berni se mostró en un municipio de Juntos por el Cambio

Sigue la polémica: ahora Sergio Berni se mostró en un municipio de Juntos por el Cambio

La nueva etapa de la cuarentena le subió el volumen a una antigua polémica en el oficialismo. Fue cuando Sergio Berni, con su moto, irrumpió dando órdenes en un control que estaba a cargo de la Policía Federal. Un día después, el ministro de Seguridad bonaerense -y tras los cruces recibidos desde su propio espacio- subió un cambio y se mostró en un municipio de Juntos por el Cambio.

​Así las cosas, Berni y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, supervisaron este jueves -con varias fotos incluidas- un nuevo operativo conjunto “Casa por casa” en Villa Sapito de Gerli Este. También participó el Jefe de Gabinete y responsable del área de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz.

El comunicado oficial indica que lo hicieron "con el objetivo de prevenir y relevar el estado sanitario de sus habitantes ante el avance de Covid-19 en barrios vulnerables del distrito".

Néstor Grindetti y Sergio Berni en el operativo en Lanús

Néstor Grindetti y Sergio Berni en el operativo en Lanús

Y agregan: "Los equipos de salud se hicieron presentes en cada una de las casas para tomar contacto con el núcleo familiar, a modo de prevención y consulta personalizada de síntomas compatibles con el coronavirus".

Mientras se difundía el comunicado, Sergio Berni apareció en TV (A24) y le preguntaron si se llevaba mejor con Néstor Grindetti que con su par de Seguridad en Nación, Sabina Frederic.

Berni respondió: "Nos llevamos bien con todo el mundo. Tenemos la obligación de velar por los intereses de los bonaerenses; en ese fragor de trabajo son discusiones que van y que vienen permanentemente".

Es que tras la irrupción de Berni en Puente La Noria, Frederic había llamado directamente al gobernador Axel Kicillof para quejarse. Sus cruces, en rigor, vienen de hace semanas. En junio, ella le dijo: “Hay que salir de la queja y llevarle tranquilidad a la gente”.

Berni, ahora, agregó sobre la tensión: “No son enojos, uno no se enoja, es un apasionado de lo que hace y es el resultado del compromiso que uno tiene con los bonaerenses. Después, el resto son especulaciones políticas mediáticas". Anoche había ratificado su posición: "Volvería a hacerlo".

Según informó Clarín más temprano, Berni habló dos veces con el gobernador bonaerense, quien buscó calmarlo y pedirle que pusiera fin a la discusión mediática. Nadie dudó, sostienen, en la continuidad del "Loco".

"Un soldado nunca renuncia", agregó el ministro bonaerense esta tarde. "¿Qué pasa si lo echan?", le preguntaron. Respondió: "El soldado es un soldado y es leal a la causa siempre"​.