Salud

Consejos de sexo en medio de la pandemia, un nuevo servicio de los ministerios de Salud

Consejos de sexo en medio de la pandemia, un nuevo servicio de los ministerios de Salud

Por Jenny Gross and Claire Moses

​A medida que los países de todo el mundo comienzan lentamente a volver a la vida, los gobiernos han empezado a testear cuán restrictivos deben ser a la hora de guiar a las personas por por la nueva normalidad. Entre estos tema se incluyen el sexo y las citas. Esto ha implicado un poco de prueba y error.

En los Países Bajos, los funcionarios holandeses relajaron las reglas del gobierno sobre el sexo durante la pandemia del coronavirus, aconsejando la semana pasada que los solteros encerrados encontraran "compañeros de sexo". Reconociendo que el contacto humano es importante, la guía dice que las dos partes deben estar en estricto acuerdo sobre la limitación de la propagación del virus.

"Discutir juntos la mejor manera de hacerlo", dijeron las directrices. "Sigan las reglas sobre el coronavirus".

Los funcionarios del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos, sin embargo, aclararon posteriormente ese consejo, y eliminaron el término seksbuddy del sitio web después de que llamara la atención de los medios de comunicación internacionales.

Una vocera de la agencia dijo al sitio web de noticias holandés NU.nl que el consejo no fomentaba "contactos sexuales aleatorios", sino que las personas que ya se conocían o tenían relaciones pero no vivían en el mismo hogar podían tener relaciones sexuales sin violar las normas de salud.

Las autoridades holandesas dijeron que si una pareja estaba aislada debido a una infección de coronavirus sospechosa o confirmada, el sexo a distancia era todavía posible, como por ejemplo contando historias eróticas.

"Tiene sentido que como soltero también quieras tener contacto físico", dice la guía actual de la agencia.

Al principio de la pandemia, el gobierno holandés, como otros en todo el mundo, había aconsejado a la gente tener sexo sólo con parejas estables.

Diferentes ciudades y países han adoptado diferentes enfoques para la orientación sobre el sexo durante la pandemia, con algunos más temerosos que otros.

En Dinamarca, el jefe de salud del país dio su bendición incluso a encuentros sexuales casuales durante la pandemia.

"El sexo es bueno. El sexo es saludable", dijo Soren Brostrom, director general de la Autoridad Sanitaria Danesa, en abril, según The Local DK, un sitio de noticias en inglés. "Somos seres sexuales y, por supuesto, se puede tener sexo en esta situación".

Sin embargo, en Nueva York, Los Ángeles y otras ciudades de los Estados Unidos, las autoridades recomendaron la masturbación y sugirieron que se evitara el contacto sexual con personas de otros hogares.

"Tú eres tu pareja sexual más segura", según las directrices de Nueva York y Los Ángeles. "La siguiente pareja más segura es alguien con quien vives".

Las autoridades de San Francisco recomendaron "limitar el sexo a su(s) pareja(s) principal(es)". En Washington, la oficina del alcalde dijo a los residentes que tener sexo con una pareja que vive en la casa estaba bien, siempre y cuando primero revisaran para asegurarse de que su pareja también se siente bien.

"El sexo y el contacto cercano te estarán esperando cuando te sientas mejor", tranquilizó a los residentes en una declaración.

Oregon fue más allá. En un póster detallado, la Autoridad Sanitaria de Oregon ofreció gráficos para acompañar sus sugerencias.

"Evita besar a cualquiera que no forme parte de tu pequeño círculo de contactos cercanos", decía el aviso. Las autoridades sanitarias también animaron a las parejas a considerar el sexting y las plataformas de web chat para el sexo a distancia.

Besar, por supuesto, puede propagar el coronavirus, e investigadores en China encontraron que el coronavirus puede permanecer en el semen, según un artículo publicado este mes en JAMA Network Open, una revista médica revisada por pares. Aunque esto no prueba que el virus pueda ser transmitido sexualmente, los expertos dicen que el contacto cercano con una pareja implica algún riesgo.

En Inglaterra, Jenny Harries, la subdirectora médica, dijo en marzo que las parejas que vivían en direcciones distintas deberían elegir entre permanecer separadas o vivir juntas.

"Durante un período bastante significativo en el futuro, deberían simplemente probar la fortaleza de su relación y decidir si uno desea residir permanentemente en otro hogar", dijo Harries. "Prueben con mucho cuidado la fuerza de sus sentimientos".

Matt Hancock, secretario de Estado para la Salud y el cuidado social, añadió que las parejas deben "tomar una decisión y seguirla".

© 2020 The New York Times