Salud

El Barrio El Ceibo ya tiene calles asfaltadas e iluminadas, dos plazas y un salita de salud

El Barrio El Ceibo ya tiene calles asfaltadas e iluminadas, dos plazas y un salita de salud

Finalizó el plan integral de obras en El Ceibo, el barrio del bajo de La Lucila que históricamente se inundaba cada vez que llovía. En la actualidad, gracias a la construcción de una red pluvial, este problema está resuelto. Además, la urbanización incluyó otras mejoras como la pavimentación de las calles, nueva iluminación, la creación de dos plazas y la reconstrucción de la Unidad de Atención Primaria (UAP).

Ubicado al lado de la reserva ecológica -en el límite con San Isidro-, entre las calles Bermúdez y Darwin, y desde el Río de la Plata hasta las vías del Tren de la Costa, El Ceibo tiene una superficie similar a la de casi cuatro manzanas.

Allí, según un censo que se realizó en 2016, hay 120 viviendas en las que residen alrededor de cien familias. A principios de 2017 comenzaron las tareas de puesta en valor de los diferentes espacios e instalaciones que ahora ya están terminadas y pueden ser disfrutadas por los 414 vecinos del lugar.

Integradora. Los chicos tienen una nueva plaza para jugar y divertirse.

Integradora. Los chicos tienen una nueva plaza para jugar y divertirse.

En este sentido, una de las obras más importantes fue la destinada a evitar los anegamientos. “Construimos una nueva red pluvial en toda el área que, mediante una cañería central y sus ramales, descarga en el río”, explican desde el Municipio.

Como el barrio está situado en una especie de “hoyo” con algunas elevaciones por debajo de los niveles de inundación, para los casos de sudestada instalaron un sistema de cierre hidráulico con compuertas manuales e hicieron una estación en la que trabajan dos bombas.

Al mismo tiempo, mejoraron los caminos: repavimentaron la calle Brown (la principal) que estaba en muy mal estado y asfaltaron una arteria que corre paralela a la costa que era de tosca compactada. “Ambas tienen cordón cuneta -indican los responsables-. Además, sumamos veredas de hormigón peinado, lo que facilita el acceso y la circulación interna”.

“No nos inundamos más. Ahora dormimos tranquilos, antes era ver una nube y ponermos en alerta".

Elba Zapata, vecina

Para que los vecinos puedan disfrutar de sus ratos libres, las autoridades hicieron dos plazas. La de los chicos, en la costanera, está pensada como espacio integrador, ya que posee juegos para niños con capacidades diferentes y también un circuito aeróbico. “Tiene una superficie aproximada de 1400 metros cuadrados. Cuenta con distintos tipos de solados, sectores verdes con césped, pisos de caucho reciclado y un anfiteatro al aire libre que funciona como área de esparcimiento, intercambio y encuentro”, afirman en la Comuna.

La otra, que está especialmente pensada para los adultos mayores, se sitúa sobre la que era un área llena de desechos que ahora está totalmente parquizada. Cuenta con una cancha de bochas, un circuito aeróbico, y bancos y mesas de hormigón y madera.

El barrio ahora también tiene una nueva red de alumbrado público que incluye 17 columnas de cuatro metros y 150 watts; 54 luminarias altas de 120 watts; y 36 columnas de 6,5 metros de alto en las calles y 6 en las plazas.

Renovado. El Centre Barrial de Infancia ahora tiene un gran comedor.

Renovado. El Centre Barrial de Infancia ahora tiene un gran comedor.

En otra etapa de mejoras, el viejo edificio de la UAP del barrio fue completamente renovado para que sea autosustentable. En este momento, cuenta con consultorios clínicos, ginecológicos y enfermería. Además, allí funciona el Centro Barrial de Infancia en el que los más pequeños pueden acercarse a participar de talleres y actividades al aire libre y hay un comedor en el que diariamente almuerzan 123 chicos.

“No nos inundamos más. Ahora dormimos tranquilos, antes era ver una nube y ponermos en alerta -cuenta Elba Zapata, que desde hace 20 años vive con su hija en El Ceibo-. Además, es impresionante lo bien que quedó todo: ya tenemos conexión cloacal, asfalto, plazas y una costanera hermosa. ¿Qué más podemos pedir?”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA
  • Vicente López

  • Gran Buenos Aires

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.