Salud

El hospital Joan XXIII será una mini ciudad para la salud

El hospital Joan XXIII será una mini ciudad para la salud

Memoria de los autores

El actual hospital se ubica al noroeste de la ciudad de Tarragona, en una zona residencial aún por consolidar. La propuesta tendrá en cuenta la totalidad del perímetro y su incidencia en el ámbito urbano próximo.

La  nueva edificación anexa al hospital existente logra una imagen unitaria.

La nueva edificación anexa al hospital existente logra una imagen unitaria.

El hospital existente no presenta, desde el punto de vista arquitectónico ningún valor destacable. Se trata de un conjunto en el que por distintas necesidades funcionales y tecnológicas se han ido añadiendo construcciones, algunas de las cuales son relativamente nuevas y se encuentran en buen estado de conservación y funcionamiento. De ahí la importancia de que la futura ampliación incorpore estos servicios.

Un eje circulatorio recorre longitudinalmente todo el proyecto y da acceso a los diferentes edificios del nuevo hospital.

Un eje circulatorio recorre longitudinalmente todo el proyecto y da acceso a los diferentes edificios del nuevo hospital.

El primer parámetro a considerar en la propuesta consiste en la construcción de una nueva edificación anexa al hospital existente con el objetivo de conseguir una imagen unitaria de conjunto. El segundo parámetro a destacar es la inclusión de un eje circulatorio peatonal “la rambla”, que recorrerá longitudinalmente todo el proyecto de Norte a Sur y servirá para dar acceso a los diferentes edificios del nuevo hospital y que al llegar al nuevo edificio se convierte en el vestíbulo principal, el cuál sirve para estructurar funcionalmente, de un lado los servicios asistenciales y del otro los ambulatorios.

El uso de celosías cerámicas para plantear juegos de luces y sombras, busca establecer un vínculo con la ciudad y el sitio en que se emplaza.

El uso de celosías cerámicas para plantear juegos de luces y sombras, busca establecer un vínculo con la ciudad y el sitio en que se emplaza.

En clave urbana, este eje servirá de conexión entre dos de las calles que rodean el complejo hospitalario uniendo las dos plazas que hay en sus extremos.

Las construcciones existentes estarán integradas en el diseño con el nuevo edificio, proponiendo un modelo de hospital más compacto para mejorar su funcionamiento.

Las construcciones existentes estarán integradas en el diseño con el nuevo edificio, proponiendo un modelo de hospital más compacto para mejorar su funcionamiento.

El hospital acabado contará con una superficie total aproximada de 78 mil m2, las cuales se irán realizando en 3 fases sucesivas, la primera de las cuales cuenta con una superficie de proyecto de unos 40 mil m2, en los que se construirán la mayoría de los servicios que funcionan hoy en tres cuerpos con considerables problemas edilicios; los cuales serán derribados una vez acabada la Fase 1, para dar paso a las Fases 2 y 3, con los edificios administrativos y de docencia respectivamente.

Planta Baja. Medicina nuclear, diagnóstico por imágenes, atención ambulatoria.

Planta Baja. Medicina nuclear, diagnóstico por imágenes, atención ambulatoria.

Dentro del recinto se conservarán dos de las construcciones existentes, las cuales estarán integradas con el nuevo edificio, proponiendo un modelo de hospital más compacto para mejorar su funcionamiento.

Un aspecto que se le dio fundamental importancia en la propuesta fueron las circulaciones, generando un esquema claro de circulación segregada entre público y privado en todos los niveles del nuevo edificio y asegurando las conexiones entre los edificios existentes y el nuevo bloque, priorizando la regularidad y amplitud de las mismas.

Piso 2. Unidad quirúrgica, hemodiálisis, cirugía menor.

Piso 2. Unidad quirúrgica, hemodiálisis, cirugía menor.

En el exterior se repite el criterio separando el acceso peatonal público y el logístico, potenciando el ya existente desde la calle doctor Mallafré diferenciando los accesos de urgencias de los de abastecimiento.

Las etapas de construcción se ordenaron de manera de que mientras dure el proceso de construcción de Fase 1, esta no interfiera en el normal funcionamiento del hospital garantizando en todo momento la actividad del hospital actual.

Piso 4. Ala de internación, intervenciones, hemodinamia, endoscopías.

Piso 4. Ala de internación, intervenciones, hemodinamia, endoscopías.

La propuesta para el nuevo Hospital Joan XXIII de Tarragona fue concebida pensando en un edificio del Siglo XXI, dando una respuesta dirigida más hacia los aspectos preventivos en el cuidado de la salud, con intención de acoger al paciente, disponiendo de espacios no necesariamente vinculados a edificios hospitalarios tradicionales los cuales estaban concebidos con el criterio de curación y sanación.

La composición general del edificio incorpora criterios de arquitectura mediterránea, propios del lugar en que se emplaza, recurriendo al uso de celosías cerámicas para plantear juegos de luces y sombras, buscando dar una nueva imagen estableciendo un claro vínculo con la ciudad y el sitio en que se emplaza.

Corte transversal. Relación con los edificios existentes.

Corte transversal. Relación con los edificios existentes.

Ubicación. Tarragona, España Proyecto. Sanabria & Planas-Gallego Arquitectos / CDB Arquitectura / Mario Corea Arquitectura Año. 2019 Superficie. 40 mil m2 (primera etapa).