Salud

Elongación anti cuarentena: una rutina indispensable para entrenados y sedentarios

Elongación anti cuarentena: una rutina indispensable para entrenados y sedentarios

Por qué te lo recomendamos. Es el paso que muchos pasan por alto, pero que hace la diferencia entre una actividad física bien invertida, o un desequilibrio postural. Y durante un encierro prolongado como el que nos toca atravesar en cuarentena, es recomendable y necesario activar los mecanismos que matienen a nuestro cuerpo en forma, más allá de lo estético.

"Los estiramientos son propicios para que los músculos, ligamentos y tendones se relajen y vuelvan a su estado natural, evitando desequilibrios posturales. Eso hace también que se eliminen molestias, dolores y hasta lesiones. Uno en el trajín del día a día ya sea estar sentado, entrenar, o lo que fuera generas desequilibrios y contracciones que afectan directamente a tu cuerpo", detalla el entrenador Pablo Hernán Aimetta.

Para el especialista en educación física, "estirarse es una de las mejores formas para mantener los músculos saludables. Elongar con regularidad los fortalecerá y aumentará su flexibilidad. Mientras más flexible sea, mejor será para sus articulaciones, ya que mantener estos sistemas en óptima condición colabora con su rango de movimiento para las actividades diarias y ayuda a protegerse contra lesiones".

Al levantarse, después del trabajo estático o luego de entrenar; incluso antes de ir a la cama, elongar dos o tres veces por día es una forma de ralentizar el desgaste óseo y muscular que deviene con los años.

Para motivarlos todavía más, un pequeño extracto de la Enciclopedia de Ejercicios de Estiramientos (España), donde dan cuenta de la importancia que tiene esta práctica en la vida cotidiana.

"Si el ser humano no necesita estirarse para su vida diaria posiblemente no encontrará la necesidad de hacerlo. Pero, con el paso del tiempo su cuerpo se volvería más torpe, doloroso, inhábil... De nada sirve mirarse al espejo y no dejar de preguntarse por los motivos. Hay que ejercitarse, estirarse, hasta volver a sentirse “en forma”. Esta sensación de encontrarse en buena forma es tan imperceptible que solo se toma conciencia cuando se ha perdido. Por lo tanto, lo inteligente es no abandonarla".

¿Cómo empezar? Con una música que te relaje y con movimientos aptos hasta para los más "oxidados". Ponete el video de fondo y recuperá un poquito de esa elasticidad que la cuarentena nos va endureciendo día a día.