Salud

Federico Bal, preocupado como nunca por la salud de su padre: "Es de no acabar esto"

Federico Bal, preocupado como nunca por la salud de su padre:

El tono y las palabras de Federico Bal (29) para hablar sobre el delicado estado de salud de su padre, Santiago Bal (83), lo dicen todo. "Llega un punto en el que uno lo que quiere es tranquilidad, que no sufra. Él está muy grande y lo acompañamos como podemos", se lamentó Fede en Polino Auténtico, el ciclo radial que va por Mitre AM 790 los sábados al mediodía.

En las últimas horas, Santiago tuvo que ser trasladado nuevamente al Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC) luego de padecer una arritmia mientras hacía un ejercicio en la Clínica de Rehabilitación Compleja (ALCLA).

En diálogo con Marcelo Polino, Fede abrió su corazón y habló como nunca sobre la situación de su papá, quien viene luchando desde hace varias semanas por su recuperación, luego de quedar internado por un cuadro de deshidratación.

“Tuvo una especie de arritmia. Estamos un poquito preocupados otra vez, es de no acabar esto. No está bien él, los últimos días estaba muy decaído, hablaba muy poco. Está muy cansado”, comentó Fede, quien se encuentra de gira haciendo la obra teatral Nuevamente Juntos por el interior del país y planea regresar a Buenos Aires la madrugada del domingo 11, para estar al lado de su padre.

Sueño cumplido: Santiago compartió escenario con Federico y Carmen en Mardel.

Sueño cumplido: Santiago compartió escenario con Federico y Carmen en Mardel.

"Uno tiene que ser egoísta, y pensar también en uno, porque la vida se va de un momento para el otro. Hay que estar atentos y cerca de nuestros familiares lo más que se pueda", comentó Fede, decidido a darle prioridad al cuidado de Santiago.

“Lo que más quiero es que él esté bien, que no sufra”, insistió el joven en su charla con Polino. Su buen momento profesional, con teatro, proyectos y una película que piensa estrenar en enero, por estas horas ocupan un segundo plano en sus prioridades.

Carmen Barbieri también había manifestado su preocupación por el estado de ánimo que estaba demostrando Santiago. "Está cansado, de mal humor y triste. Solo hace gestos y mi asistente es la única que lo entiende. Yo lo veo muy débil", señaló la actriz a principios de julio, cuando comenzó todo.