Salud

Qué es remdesivir, la droga que podría abrir una esperanza contra el coronavirus

Qué es remdesivir, la droga que podría abrir una esperanza contra el coronavirus

Pese a la crisis y la incertidumbre lógica que genera la expansión de los casos de Covid-19 en el mundo, la evidencia disponible hasta el momento muestra que alrededor del 80% de las personas que enferman mejora sin necesidad de realizar ninguna terapia especial. Pero uno de los problemas que presenta el abordaje de los casos más complicados es que no existe todavía tratamiento específico. Y así como se están investigando posibles vacunas, están en curso también ensayos para poner a prueba fármacos que podrían ser efectivos. Uno de los que genera más expectativa es el remdesivir.

Se trata de una droga desarrollada originalmente para el ébola, que comenzará a probarse en unos 1.000 pacientes con Covid-19 en centros de salud de países que cuentan con un gran número de casos (Estados Unidos, Hong Kong, Corea, Singapur, Alemania, España e Italia). Será en el marco de dos ensayos clínicos de fase III destinados a probar la eficacia y la seguridad del fármaco en el tratamiento de la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus. Se estima que los primeros resultados estarán en mayo y de ellos dependerá la posibilidad de que se autorice posteriormente su uso.

Los estudios patrocinados por la compañía farmacéutica Gilead –que desarrolló la droga- tienen como objetivo principal evaluar la eficacia del fármaco en comparación con la atención estándar en relación al tiempo de alta.

Uno de los ensayos reclutará a unos 400 pacientes con manifestaciones clínicas graves de Covid-19, mientras el segundo se concentrará en unos 600 pacientes que presentan cuadros moderados. En ambos casos recibirán remdesivir por vía intravenosa en un régimen de dosificación de 5 y 10 días.

El fármaco – un análogo nucleotídico- es un antiviral de amplio espectro que inhibe la ARN polimerasa del virus, una enzima que es necesaria para que el virus se replique. El inhibir esa enzima evita que el virus continúe multiplicándose.

Fue probado en modelos animales contra múltiples patógenos virales que incluyen ébola, Marburg, MERS y SARS (estos dos últimos también provocados por coronavirus). En personas se estudió en voluntarios sanos y con infección con el virus del ébola. No obstante, aclaran desde Gilead, “los casos de uso compasivo individual no son suficientes para determinar la seguridad y la eficacia de remdesivir en el tratamiento de Covid-19, que solo se puede determinar a través de ensayos clínicos prospectivos”.

La droga no cuenta aún con licencia ni está aprobada en ningún lugar del mundo. Un caso testigo es el de un paciente de Estados Unidos tratado en forma experimental con la droga en enero y cuyo caso se detalla en un artículo de The New England Journal of Medicine. Se le administró la droga el séptimo día de internación sin que se observaran efectos adversos y al día siguiente su condición clínica mejoró.

Los autores del artículo, sin embargo, destacan que “aunque la decisión de administrar remdesivir para uso compasivo se basó en el empeoramiento del estado clínico del paciente, se necesitan ensayos controlados aleatorios para determinar la seguridad y la eficacia de remdesivir y cualquier otro agente de investigación para el tratamiento de pacientes con infección por 2019-nCoV”.

En la misma línea, consultado por Clarín, el médico infectólogo Gustavo Lopardo, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y del comité de expertos convocado por el Ministerio de Salud para asesorar en la gestión de la epidemia, señaló que los ensayos con el fármaco despiertan expectativas, pero que no deben ser desmedidas dado que la droga se encuentra aún en fase experimental y, por lo tanto, no está disponible en Argentina.