Tecnología

"Las empresas privadas no deberían ser el árbitro de la verdad": la dura crítica de Mark Zuckerberg contra Twitter por Donald Trump

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, se subió a la polémica luego de que Twitter calificara como “engañoso un mensaje del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump: “Las empresas privadas no deberían ser el árbitro de la verdad”, sentenció, en declaraciones a Fox News.

Zuckerberg diferenció Facebook de Twitter: "Tenemos una política diferente en esto. Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente dice en las redes, las compañías privadas probablemente no deberían serlo, especialmente estas compañías de plataforma, no deberían estar en la posición de hacerlo”, opinó.

Zuckerberg hizo el comentario después de que el Presidente Trump advirtiera a los gigantes de las redes sociales que el gobierno federal podría "regular fuertemente" o "cerrarlos" si continúan "silenciando las voces conservadoras".

En este sentido, el empresario se defendió: "Tengo que entender lo que realmente pretenden hacer", avisó. E inmediatamente advirtió el peligro de las declaraciones de Trump: "En general, creo que un gobierno que decide censurar una plataforma porque le preocupa la censura no me parece exactamente el reflejo correcto."

La respuesta de Jack Dorsey (Twitter) a Trump y Facebook


Jack Dorsey, director general de Twitter. (EFE)

Jack Dorsey, director general de Twitter. (EFE)

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, respondió el miércoles a las intimidaciones de Trump: "Seguiremos señalando información incorrecta o disputada sobre las elecciones a nivel mundial. Y admitiremos y nos haremos cargo de cualquier error que cometamos”, disparó.

"Esto no nos convierte en un 'árbitro de la verdad'", continuó Dorsey. "Nuestra intención es conectar los puntos de las declaraciones conflictivas y mostrar la información en disputa para que la gente pueda juzgar por sí misma. Es fundamental que haya más transparencia por nuestra parte para que la gente pueda ver claramente el por qué de nuestras acciones", tuiteó.

La pelea luego de chequear los dichos de Trump


Donald Trump, el pasado martes, en Washington, DC: se quejó de Twitter. (Polaris)

Donald Trump, el pasado martes, en Washington, DC: se quejó de Twitter. (Polaris)

Toda la polémica se debe a que el martes Twitter colocó por primera vez una notificación de verificación de hechos en uno de los tweets de Trump, advirtiendo a los usuarios que a pesar de las afirmaciones del presidente sobre la votación por correo, los "fact checkers" dicen que "no hay evidencia" de que la votación por correo aumente los riesgos de fraude y que "los expertos dicen que los votos por correo rara vez se vinculan con el fraude electoral".

Facebook fue criticado en el pasado por no abordar el contenido controversial de la plataforma, pero parece que Zuckerberg no tiene planes de cambiar la política de la compañía.

La directora de operaciones Sheryl Sandberg expresó un sentimiento similar durante una entrevista de CNBC en 2017, afirmando que el gigante de la tecnología no tiene la intención de "ser el editor y definitivamente no queremos ser el árbitro de la verdad".

"No creemos que eso sea apropiado para nosotros", dijo Sandberg en ese momento.