Tecnología

Qué hacer para proteger tus datos personales en Internet

Qué hacer para proteger tus datos personales en Internet

Internet abrió una infinidad de oportunidades tanto laborales como sociales, sin embargo también permitió la entrada de una nueva forma de cometer delitos informáticos. La información más vulnerable son los datos personales. Una información que los usuarios suelen entregar constantemente a diferentes empresas, pero que resulta complicado saber si en quien confiamos nuestros datos cumple con la legalidad.

Cada vez que se crea una cuenta es necesario introducir algunos datos personales, por ello los especialistas en seguridad informática señalan una serie de consejos para evitar que la privacidad de los usuarios sean víctima de un ciberdelito.

Toda persona tiene derecho a que sus datos estén protegidos, es decir saber quién tiene tus datos, qué datos necesitan exactamente y sobretodo para qué los van a utilizar.

Pero esto no es lo único, también es importante que expresen de forma clara qué datos van a almacenar, cómo se puede modificarlos e incluso cómo eliminarlos si ya no se quiere que la empresa los tenga. Cualquier empresa que haga uso de buenas prácticas no tendrá ningún inconveniente en facilitar esta información.

Los sorteos se convirtieron en algo muy atractivo en Internet, pero hay que tener cuidado y fijarse bien si cumple con los requisitos indispensables antes de registrarse y entregar los datos personales.

Los especialistas recomiendan no brindar información innecesaria relacionada con la familia o el entorno próximo, como puede ser el nivel de ingresos, los gastos mensuales o cuantos televisores hay en la casa.

La imagen del cliente siempre debe estar protegida, por lo que para que una compañía pueda publicar una foto o video tiene que tener el consentimiento explícito de esa persona, además se debe indicar la finalidad y dónde se va a publicar.

Los datos de los menores de 14 años se pueden recoger siempre y cuando haya consentimiento previo de la madre, padre o tutor legal, por ello es fácil saber si una empresa es fraudulenta, si al pedir los datos de un menor no pide el consentimiento paterno o trata de ocultar su identidad.

Por último si quieres saber qué hacen de verdad con tus datos, hay que leer la información completa, aunque sea un texto largo y monótono es importante conocer las políticas de privacidad y de 'cookies' que tiene la empresa a la que estas confiando tus datos.

Otras formas de cuidar tus datos personales

Al terminar de utilizar el navegador, recuerdá siempre cerrar tu sesión de correo electrónico, redes sociales, mensajería, etc. Además elimina los archivos recientes (memoria caché) que fueron vistos. El navegador almacena todas las páginas que visitaste, por lo que también es recomendable borrar el historial para evitar que otras personas lo vean.

Otra de las principales formas de robo de datos es el envío de archivos, formularios y solicitudes de contacto a través de perfiles y cuentas falsas. Por lo tanto lo más recomendable es no abrir archivos de dudosa procedencia, ni aceptar en redes sociales a personas desconocidas.

Por último, hay que tener cuidado con el acceso gratuito a redes Wi-Fi. Por más tentador que sea, si decidís  conectarte, los especialistas recomiendan que nunca ingreses datos privados, ni accedas a servicios bancarios, correo electrónico y redes sociales.

Fuente: DPA